Se trata de la compañía Beech Flying SA. La nave estaba ploteada con el logo y los colores de la policía bonaerense.

Un helicóptero ploteado con logo e identificaciones del ministerio de Seguridad de la provincia apareció en las últimas horas junto a otras aeronaves en un aeródromo de Areguá, Paraguay, durante un allanamiento realizado en el marco de un procedimiento de la lucha contra el narcotráfico.

La nave pertenece a la empresa Beech Flying SA. El presidente de esa compañía es Leonardo Spokojny, una persona cercana a Mauricio Macri. Según crónicas periodísticas, el empresario fue quien se ocupó de la logística de los traslados durante la campaña presidencial de 2015. 

También lo señalan como instructor informal de Mauricio en su hobby -durante sus años como presidente- de pilotear helicópteros de la flota oficial. Es conocido que Macri tomaba los controles de las aeronaves a pesar de no estar habilitado.

Berni aseguró este jueves que, pese al ploteo que lo identifica con el gobierno de la provincia, el helicóptero no pertenece a la flota del ministerio de Seguridad. “Por la foto que vi es un Robinson y me da la sensación que es un helicóptero que alquilaba la ex gobernadora Vidal para utilizarlo en la playa del operativo Sol”, indicó Berni. 

Efectivamente, se trata de un Robinson R-44 II con matrícula FWC que se pudo ver en el marco del Operativo Sol, estacionado en el playón de la Playa Bristol de Mar del Plata que separa el Casino del Hotel Provincial.

Mañana, el ministro dará una conferencia en Puente 12 en la que dará detalles de los pormenores de la investigación narco que provoco el hallazgo del helicóptero en Paraguay.

Fuentes del sector explicaron a LPO que una de las hipótesis que se manejan es que se llevaron la nave al exterior escapando de la AFIP porque, tanto el FWC como otros helicópteros de la empresa Beech Flying, tienen pedido de secuestro por no hacer ‘despachos a plaza’ (un procedimiento aduanero de ingresar mercadería de importación). También trascendió que otro de sus helicópteros -un Bell 206- está escondido toda vez que no aparece por ningún hangar conocido.

Durante la campaña electoral, fue el gobierno de la Ciudad quien pagó a Beech Flying los vuelos de campaña a Macri. Más tarde, ya con María Eugenia Vidal en la provincia, la empresa de Spokojny cerró un contrato en la provincia de más de 3.000 horas de vuelo por el servicio de helicópteros como el allado este jueves en Paraguay.

Por entonces, la Policía de la provincia contaba con otras aeronaves superiores. Sin embargo, ante la urgencia del arranque del Operativo Sol 2015 se contrató los servicios de Spotojnik.

El procedimiento en Paraguay fue liderado por agentes contra el crimen organizado de la Policía Nacional Paraguaya, en conjunto con la Fiscalía a cargo de los fiscales Marcelo Pecci y Alicia Sapriza.

Los uniformados allanaron este jueves dependencias de un aeródromo ubicado en Areguá, a un poco más de 20 kilómetros de Asunción, y allí hallaron ocho aeronaves, varias de ellas con matrícula argentina, y entre ellas había un helicóptero con el ploteo y los colores del ministerio de Seguridad bonaerense.

El fiscal Pecci expresó en declaraciones al canal NPY que el operativo fue realizado tras una investigación a un grupo de criminales vinculados al tráfico de drogas por vía aérea.

“En este momento encontramos ocho aeronaves más un helicóptero de la Policía Argentina, de la Provincia de Buenos Aires, aquí varado, lo cual es muy llamativo”, le dijo Pecci a la televisión paraguaya.

El funcionario explicó que “estamos esperando la presencia de funcionarios de la dirección de Aeronáutica Civil para recabar datos de cada aeronave, además de las condiciones técnicas en las que se encuentran y eventualmente los permisos que correspondan”.

Este jueves, Spokojny explicó que “el helicóptero fue enviado a Paraguay en marzo de 2019, cuando estaba cumpliendo un contrato con la provincia de Buenos Aires, para ser reparado en ese país, porque los costos eran menores”. Y agregó al diario La Nación que “el helicóptero quedó allí porque se venció el permiso anual y no había repuestos para hacerle la reparación. Nunca voló en Paraguay”.

El empresario había protagonizado un confuso episodios en septiembre de 2018 intentó cruzar a Uruguay desde Gualeguaychú con nueve obras de arte sin su correspondiente documentación.

Las pinturas, una de ellas del artista Benito Quinquela Martín, fueron secuestradas por personal de la Dirección General de Aduanas (DGA). La valuación de las obras era millonaria. Meses más tarde, la Justicia corroboraría la titularidad de esas obras y el empresario las pudo cruzar a Uruguay.

LPO


Si querés recibir las noticias de PUNTOS DE VISTA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace y suscribite al newsletter gratuito: https://bit.ly/34xW4hb

Comments are closed.