En una distendida entrevista, el exSecretario de Comercio de Néstor y Cristina Kirchner opinó sobre la política actual.

Suena el teléfono. De un lado, Radio Criterio (FM 88.1) en Pergamino. Del otro, Guillermo Moreno, quien ya había acordado la nota para el programa SinRodeos que conduce Pedro Rossi los domingos por la mañana.

Con un tono descontracturado, el ahora conductor radial de La hora de Moreno en Radio Caput atiende el teléfono, da el OK a la producción e ingresa al aire de la radio pergaminense.


Guillermo Moreno es un personaje de la política muy característico. Independientemente de la simpatía que produzca o no, o del grado de acuerdo que se alcance con su pensamiento, se muestra un hombre decidido y guiado por sus convicciones. Tan criticado como aplaudido, Guillermo Moreno es uno de los funcionarios públicos al que nunca se lo acusó de un acto de corrupción.

Empezando con su ferretería a los 22 años, estudió Economía y, comenzando como Subsecretario de Producción de la Ciudad de Buenos Aires en 1990, pasó por el cargo de Secretario de Comunicaciones en el gobierno de Néstor Kirchner y como Secretario de Comercio Interior desde 2006 hasta 2013.

“Yo soy de la generación donde los periodistas no mentían y también donde los funcionarios vivían de lo suyo y no de lo ajeno”, comienza la nota. Está haciendo referencia a dos cuestiones: por un lado, el poder mediático sobre el concepto de verdad, ejemplificando con Magdalena Ruiz Guiñazú, sobre quien manifiesta “una desilusión” cuando “mi madre descubrió que mentía”. Por el otro, las causas de corrupción, jactándose que nunca fue acusado de un acto como tal.

Recorriendo cómo fue su trabajo en el Estado y consultando acerca de las diferencias entre Cristina Fernández y Néstor Kirchner, Moreno la sintetiza en una sola frase: “Cuando se conversaba, Néstor hablaba al final y Cristina al principio, eso es una diferencia importante en la conducción”.


Su relación con Alberto Fernández

Consultado acerca de por qué no es parte del Gobierno, Moreno es tajante: “Alberto es profundamente personalista, no es un proyecto colectivo. Es él. Lo que se ve ahora es Alberto Fernández”. Y, cuando es consultado en función a su relación personal con el Presidente, contesta que “no trabajamos juntos, sólo fue Jefe de Gabinete”.

“Lo dije desde el primer día, el que piense que Alberto no va a tomar decisiones es porque no lo conoce. Pero cuidado, el problema será que Alberto tome decisiones”, resalta Moreno, mientras que agrega: “Si Alberto no cambia, va a fracasar”.

“Alberto quiere cambiar los principios y valores de nuestra sociedad, y el Peronismo no lo va a permitir”, deja en claro el exfuncionario ahora alejado de la política. Aunque, como se esperaba, no tanto, ya que lanzó su candidatura dentro del peronismo para 2021. Además, aclara: “Nosotros ya le mandamos un plan económico al Presidente el primero de junio, cuando Alfonsín dijo que esto era un plan económico radical. Si es radical todos sabemos cómo termina. Nos juntamos los economistas del peronismo y le mandamos un plan económico, así que el aporte ya lo hicimos”.


“Vago e ignorante”

Tampoco pudo faltar el comentario hacia el expresidente Mauricio Macri, quien en las últimas horas trascendió después de una carta contra la cuarentena y las medidas del Gobierno para frenar la pandemia. “Macri es un vago e ignorante. No es fácil de encontrar esos dos calificativos en una misma persona porque, en general, los que son vagos son inteligentes y los que son ignorantes son trabajadores. Acá tenemos un vago e ignorante que dejó una súpercrisis tremenda”.


Leave A Reply