El gobernador estima que Santa Fe ingresará a la cumbre de la pandemia en los días que quedan de septiembre y octubre.

Las dificultades que afrontan los ejecutivos, en todos los niveles, para hacer cumplir las restricciones después de seis meses de pandemia, obligó al gobierno provincial a ensayar una nueva estrategia orientada a la identificación de casos positivos de manera preventiva a través de la duplicación de testeos y el aislamiento.

De esta manera, se busca evitar apelar a mayores restricciones en la circulación y el impacto que tienen en la actividad económica: “En lo que queda de septiembre y octubre vamos a entrar en la batalla más dura que tengamos que dar los santafesinos”, estimó Perotti.

En diálogo con LPO, funcionarios de la cartera sanitaria explicaron que las medidas apuntan a la detección temprana de los infectados a través de la duplicación de los testeos en las dos principales ciudades de la provincia y donde aparezcan focos de contagios:

“Es importantísima la tarea en cada comuna, en cada municipalidad, cuidando allí la capacidad de detectar rápidamente, de identificar a alguien con síntomas para que podamos hisoparlo y que cada uno actúe inmediatamente”, explicó el gobernador.

“Recuerden siempre esto: identificar y aislar es lo principal. Allí bajamos la circulación”, insistió Perotti al describir la nueva estrategia. Pero para ello, se reforzó el servicio de operadores del 0800 que hubo días en que estuvo saturado, se implementó la consulta de resultados a través de la página web y se duplicaron los testeos.

A su vez, son seis los laboratorios que están procesando los hisopados para contar con información más rápida que permita aislar a los casos positivos lo más pronto posible a su detección. Desde la cartera que conduce Sonia Martorano, indicaron que en las próximas semanas se habilitarán otros dos laboratorios que se están acondicionando para covid-19.

Es que la resistencia de los comerciantes para retroceder en las fases se volvió prácticamente imposible. Tanto en las localidades del sur santafesino como en el Departamento Capital, las manifestaciones se hicieron sentir contra los intendentes y el gobernador.

En Rosario, luego de extender por una semana más las restricciones y a pesar de que se habilitaron algunas actividades como los negocios en shoppings y galerías, la gran mayoría de los dueños de gimnasios decidieron desacatar la prohibición y abrieron sus locales.

Por otro lado, el titular de la Casa Gris confirmó que se continuarán con el plan de ayuda a los sectores afectados: “hemos hecho desembolsos concretos: los subsidios a los sectores que no han podido trabajar desde el primer día; las asistencias de tarifas tanto en el congelamiento de la tarifa como en la incorporación de aquellos sectores que no han podido trabajar en la exención del cargo fijo de electricidad para ellos, lo mismo para el agua”.

También, “las instancias impositivas de diferimiento total para cada uno de estos sectores afectados y por el otro lado la asistencia financiera que de acuerdo al nivel de actividad desde los que no pudieron hacer actividad a los que están en actividad y necesitan recuperar capital de trabajo, a los que necesitan adecuarse tecnológicamente, incorporación de bienes de capital, o a aquellos sectores que están con una buena dinámica para el comercio exterior y necesitan prefinaciación de exportaciones es toda la batería que se ha puesto a disposición”, amplió Perotti.

Además, el gobernador sostuvo que “la atención de todos estos sectores nos preocupa enormemente porque son sectores medios, profesionales, son emprendedores, son el motor de pequeña y mediana empresa de esta provincia que siempre ha aportado al Estado y hoy requiere una mano. Por eso queremos que la ayuda sea efectiva y termine llegando”.


LA POLÍTICA ONLINE

Comments are closed.