El presidente de la Cámara de Diputados aseguró que incorporar tecnología para combatir el delito “es una obligación”.

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, expresó hoy sus condolencias a la familia del policía Juan Roldán, asesinado ayer en el barrio de Palermo, y respaldó el uso de las pistolas Taser para combatir el delito.

A través de las redes sociales Massa aseguró que “la muerte de cada policía, prefecto o gendarme es un triunfo de los delincuentes contra el Estado de derecho”.

En esa línea, sostuvo que “usar (pistolas) Taser, tonfas o cualquier instrumento nuevo que ayude a incorporar tecnología contra el delito es una obligación. Son las herramientas que en Estado de derecho nos da la Constitución para hacer cumplir la ley”.

infobae-image

Y agregó: “Debemos garantizar un entrenamiento en estas herramientas menos letales que demandan una capacitación tan rigurosa como las más letales. Necesitamos fuerzas de seguridad capacitadas y con todos los recursos”.

“Es nuestra obligación reequipar, profesionalizar en el uso de nuevas tecnologías, capacitar a nuestras fuerzas de seguridad y defender su actuación en el marco de la ley, para que cumplirla sea la regla y el que comete un delito sea castigado”, finalizó el hilo de tuits el presidente de la Cámara baja.

Las pistolas Taser tienen un alcance de entre 7 y 10 metros. Al ser disparadas, despiden dos electrodos con forma de arpón. Estos dardos se clavan en el agresor mientras un cable conductor los mantiene conectados a la pistola y se produce la descarga eléctrica. La descarga, que inmoviliza al sujeto, continúa mientras el oficial aprieta el gatillo, normalmente entre uno y cinco segundos.

Esta mañana el gobierno nacional decretó duelo nacional por el crimen de Roldán y el presidente Alberto Fernández utilizó su cuenta de Twitter para enviarle un mensaje a su familia: “Mis sinceras condolencias a la familia del inspector Juan Pablo Roldán, asesinado en cumplimiento del deber, y mi compromiso con todos aquellos que desde las fuerzas de seguridad arriesgan su vida para cuidar a todos y a todas”.

Roldán murió a causa de cuatro puñaladas en el pecho. El agresor, identificado como Rodrigo Roza, también falleció esta mañana por una herida de bala en la pierna y otra en el abdomen. La violenta secuencia quedó registrada por varias cámaras de seguridad ubicadas en la esquina donde pasó todo. En las imágenes se observa cómo el asesino primero se para al lado de dos clientes de un bar y empieza a gritar frases incoherentes mientras esgrime un cuchillo que llevaba oculto en su mochila, lo que obligó a la intervención de dos efectivos de la Policía Federal. Uno de ellos, el inspector Roldán.

Según varios especialistas consultados por Infobae, su muerte podría haber sido evitada si los efectivos hubieran contado con armas no letales como las pistolas Taser, capaces de inmovilizar a un sujeto agresivo con una descarga eléctrica.

Por su parte, el ex jefe de la Policía Federal, Néstor Roncaglia, lamentó que desde el poder político y la Justicia les “metan miedo” de actuar a los policías. “Si el ataque es inminente, al propio policía o a terceros, se debe tirar al agresor, pese a quien le pese”, resumió.

Infobae

Comments are closed.