Uno de los sectores más golpeados por la pandemia visibilizó su situación y, una vez más, pidió reglas de juego claras.

En la mañana de ayer y en medio de la peatonal, empleados y dueños de agencias de viajes se movilizaron en repudio a la implementación del impuesto País además de la retención del 35% anunciado el miércoles pasado.

A nivel nacional, el reclamo incluyó una marcha hacia el Ministerio de Turismo y al Banco Central. Además, entregaron un petitorio titulado “Un sector devastado y sin futuro”.

“Queremos expresar que estamos muy descontentos, desilusionados y este panorama de incertidumbre no ayuda al turismo y a todas las familias que vivimos de él, el año arrancó muy inestable con un nuevo impuesto del 30 por ciento, a eso se sumó la cuarentena en marzo, llevamos muchos meses sin trabajar y la frutilla del postre fue el 35 por ciento de una nueva percepción que se anunció la semana pasada”, resaltó María Eugenia Porcel, propietaria de la agencia Postales del Mundo.

En este sentido, con pancartas con la frase “Salvemos al turismo”, ropa y globos negros, Porcel agregó: “Sin aviones volando, sin colectivos en las rutas no hay posibilidad de que la gente compre para el año que viene ni para el 2022, necesitamos reglas claras, una política de Estado que ayude a las empresas, a las agencias de viajes, créditos blandos a tasa cero, pero más que nada una política clara”.

CON INFORMACIÓN DE LA OPINIÓN

Comments are closed.