“Había chicos que lloraban de felicidad cuando volvieron a reencontrarse con sus amigos”, aseguraron desde la dirección del Colegio San Pablo de Pergamino. Al igual que las escuelas públicas —aunque algunos días antes—, las escuelas privadas también retomaron las clases presenciales.

De hecho, el 11 de julio presentaron el protocolo ante las autoridades del Distrito para poner en funcionamiento el establecimiento. “Logramos implementar el sistema de burbujas: son diez chicos por burbuja, un profesor coordinando y trabajando con cada una, y en distintos espacios del colegio”, contó María Silvia Zabala, titular del Colegio San Pablo, en el aire de NI+NI- (Pedro Rossi, Radio Criterio FM 88.1)

Alcohol en gel, distanciamiento físico, sanitizante, declaración jurada: ingredientes ultranecesarios para poder permanecer en la escuela todos los días. “No es obligatorio, pero el que quiera venir que venga, nosotros estamos y hemos tenido asistencia casi perfecta”.

Leave A Reply