La situación generada por el Covid-19 llevó a que los pasos estipulados en el estatuto social de la Cooperativa Eléctrica para la elección de delegados y la renovación de autoridades queden, por el momento, postergados.

Entre los meses de septiembre y octubre de cada año se lleva a cabo el proceso electoral de la Cooperativa Eléctrica de Pergamino (Celp). Sin embargo, la situación generada por la pandemia de Covid-19 llevó a que los pasos estipulados en su estatuto social para la elección de delegados y la renovación de autoridades queden, por el momento, en stand by. En ese marco la Celp, como el resto de las cooperativas y mutuales, aguardan resoluciones de los organismos competentes para conocer cómo proceder en el actual contexto generado por el coronavirus. Así, el actual Consejo de Administración de la Cooperativa Eléctrica, que tiene como presidente a Roberto Zucarelli, continuará con la misma conformación hasta que “se bajen” nuevos lineamientos.

Por lo pronto, el Inaes (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social) emitió en abril pasado una resolución (la Nº 145/2020) que estableció la postergación de las convocatorias y la realización de asambleas. Asimismo dictaminó la consecuente permanencia en los cargos por parte de consejeros así como integrantes de órganos de fiscalización.

“Se resuelve que mientras dure la situación de emergencia declarada por el DNU 297/2020 y las medidas que en su consecuencia se dicten, que impidan el normal funcionamiento institucional de las cooperativas y mutuales, se posterga la convocatoria y realización de asambleas”, indica el texto de la mencionada resolución.

Esta normativa agrega que los miembros de los órganos de dirección y de fiscalización privada de las cooperativas y mutuales “permanecerán en sus cargos hasta su reemplazo por las asambleas que se realicen una vez finalizadas las medidas que impiden su normal funcionamiento institucional”.

Cómo es el proceso electoral

El proceso para elegir autoridades de la Celp comienza con la convocatoria a las asambleas electorales primarias (elecciones), que deben ser fijadas por el consejo de administración dentro de los tres meses posteriores al cierre del balance anual (30 de junio). En el caso que, vencido el plazo para la presentación de listas, solo se presente la nómina oficialista, los comicios no se concretan, situación que viene ocurriendo en los últimos años. El fin de las primarias es elegir los delegados de cada uno de los distritos (zonas) en los que está dividida la ciudad.

El siguiente paso es la convocatoria a la asamblea general ordinaria, que de acuerdo al estatuto de la entidad, debe concretarse dentro de los cuatro meses siguientes a la fecha del cierre del ejercicio. En este encuentro se pone a consideración de los delegados elegidos en las primarias, la memoria y balance del ejercicio finalizado. A su vez, en la misma asamblea, estos deben realizar la elección de miembros para el consejo de administración por lista completa (consejeros titulares y suplentes y síndico titular y suplente) presentada por delegados titulares.

Por último, en la primera reunión del consejo de administración (integrado por 12 miembros titulares más la representación municipal) luego de la realización de la asamblea general ordinaria se lleva a cabo la votación entre los miembros titulares para la distribución de cargos (presidente, vicepresidente, secretario, prosecretario, tesorero y protesorero) para un nuevo ejercicio. En tanto, los demás miembros actuarán como vocales.


La Opinión

Comments are closed.