Aunque algunas escuelas abrieron y no contaron con la presencia esperada, las autoridades aseguraron que el operativo funcionó bien.

Después de una semana de idas y vueltas entre inspecciones y protocolos, en el día de ayer se retomaron las clases presenciales en trece escuelas de Pergamino. Por su parte, hoy martes lo harán otras dos (Primaria Nº 12 y la Escuela Secundaria Nº 6).

Las máximas autoridades de educación del Distrito se mostraron conformes con concurrencia de alumnos que estuvo cercana al 90 por ciento de aquellos chicos que fueron convocados. Cabe señalar que no se ha establecido ningún trámite a realizar por la familia que decida no enviar a sus hijos a los establecimientos.

Aunque, según aseguraron, el nivel de aceptación de la medida fue alto, en algunas escuelas la concurrencia no fue tan alta. “Abrimos la escuela, pero no vino nadie”, dijo Mariela en Radio Criterio (FM 88.1), la directora de la Escuela Primaria Nº 1 (Merced y Mitre) que ayer lunes reabrió sus puertas después de meses de estar cerrada.

Por otro lado, mañana miércoles lo hará la Escuela Secundaria Nº 4 (también en el mismo edificio). “No sabemos qué va a pasar”, contó la directora en diálogo con NI+NI-, programa conducido por Pedro Rossi, al mismo tiempo que aclaró que se esperan trece chicos.

¿Cómo es el protocolo?

Cabe recordar que el regreso a clases presenciales se realizará de manera progresiva y en etapas. Primero serán convocados los estudiantes de las escuelas de gestión estatal y privada con los que no se sostuvo un vínculo cotidiano o que tuvieron una baja o nula participación en las propuestas pedagógicas. Dentro de este grupo, quienes estén cursando el último año de cada nivel tendrán clases presenciales tres veces por semana y los demás años, tendrán un encuentro presencial por semana.

Los encuentros tendrán 90 minutos de dictado de clase en forma continua, sin recreo. Los horarios de ingreso y egreso de la escuela se organizarán en forma escalonada y los bloques de clases de las distintas secciones serán en horarios distintos, de modo que cohabiten la escuela en forma simultánea la menor cantidad de personas posible.

Cada establecimiento organizará la división de los años y secciones de cada nivel en tantos subgrupos de estudiantes como sea necesario hasta cubrir el cumplimiento del distanciamiento prescripto por la autoridad sanitaria (2 metros en espacios comunes y 1,5 metros en el aula, entre estudiantes y a 2 metros de distancia del docente a cargo del curso), con un máximo de 10 estudiantes por salón y deberán tener tapabocas o mascarillas faciales. También desde el Consejo Escolar para las casas de estudios de gestión estatal se repartieron guantes y un termómetro digital.

El Plan expresa claramente que el trabajo presencial debe integrarse con las tareas pedagógicas que continuarán realizándose de manera no presencial. El tiempo de trabajo presencial y no presencial se organizará respetando la jornada laboral de cada puesto de trabajo.

Leave A Reply