El Mapa de calor se elabora con datos que recopila y procesa el municipio de Pergamino. El Estado municipal debería ahondar en la generación de otro tipo de mapas.

En una declaración periodística brindada esta semana por parte de la Secretaria de Salud María Martha Perretta, nos informó que ellos elaboraban una información estadística denominada mapa de calor fundada en los datos recolectados diariamente referidos a la situación de contagios de COVID-19: datos desagregados de contagios, testeos, personas aisladas, etc. 

Herramienta de toma de decisiones sumamente válida que motivó el operativo de salud en el barrio Jorge Newbery donde se censaron y testearon a vecinos que lo necesitaban en función de sus síntomas. 

En definitiva, algo sobre lo que pregono desde siempre tanto en las aulas como en los medios periodísticos que dirijo. Una de las máximas de gestión. 

Medición – control – mejora cuando nos referimos a un determinado proceso. 

Detectar – testear – aislar cuando hablamos de COVID-19.

Los otros mapas necesarios 

¿El Municipio no tiene datos de otras actividades con las cuales armar otros mapas? 

La respuesta es sí. Tiene datos de todas las actividades que suceden en el partido. Ya sea a través de la Policía, Hospital, Registro Civil, Habilitaciones Municipales, ARBA, etc. 

Pero datos no es información. Para tener información debemos agregarle valor a los datos, procesarlos, ordenarlos, filtrarlos, clasificarlos entre otras acciones relacionadas con el proceso de generación de información. Todo proceso necesita de un plan (nuevamente aparece el concepto del plan). No hay creación de información por generación espontánea.  

Dichos mapas serían muy valiosos tanto para los funcionarios en su actividad de toma de decisiones y a través de ello la optimización de los recursos y también para los vecinos para saber dónde estamos parados en distintos temas. 

Mapas relacionados con: 

  • Mapa del Estado: organigrama municipal que detalle responsable, funciones globales, presupuesto y personal a cargo.
  • Mapa del delito: zona donde ocurren los hechos delictivos, tipo de delito, hora, etc. 
  • Mapa del tránsito: zona donde se suceden los accidentes, tipos de vehículos involucrados, estado de los intervinientes, gravedad del mismo, hora, etc.  
  • Mapa de zonas comerciales: zonas con locales vacíos, conveniencia para el emprendedor de instalarse en determinada comercial, rotación de negocios, etc. 

Como lo pueden comprobar, seguimos tomando decisiones utilizando el popular método argentino “dígito pendular” o también conocido como el “masomenómetro”. 

Sin duda que el límite es la imaginación de quienes dirigen la ciudad y las ganas de implementar estos proyectos, es decir, ponerse a trabajar. 

Los vecinos del Partido de Pergamino necesitamos un Plan Pergamino 2050 y dicho plan exigirá la concreción de mapas referidos a distintos problemas que afectan directamente la calidad de vida de los vecinos. 


por Pedro Rossi | Director de Puntos de Vista | pedrorossi@live.com.ar

Leave A Reply