Deberíamos prepararnos para cuando se levante la cuarentena. Relevar datos y generar información estadística será fundamental para tomar adecuadas decisiones públicas. 

Como se ha dicho en tantas oportunidades, la pandemia pasará y con ella también la alicaída y poco respetada cuarentena. En algún momento se reactivarán todas las actividades económicas, sociales, culturales y deportivas con los protocolos impuestos por la nueva normalidad. 

Como ocurre en todas las organizaciones, el Estado debería estar realizando algún tipo de planificación para afrontar los nuevos escenarios. 

No lo veo en ninguno de los tres niveles administrativos que nos tocan, es decir, ni Nación, ni Provincia ni Municipio están realizando algo de este tipo. 

El propio presidente Fernández he declarado que no cree en la elaboración de planes, ergo su política es ir día a día. 

El gobernador de Buenos Aires tampoco se ha expresado al respecto y, en lo que respecta a Pergamino, la situación no escapa de las generalidades de la norma. Nadie prepara nada para el futuro. 

Lo prioritario sería hacer un relevamiento de la situación. Obtener datos de cómo está cada sector. En función de los datos relevados obtener algún tipo de información que sirva para tomar decisiones correctas. Tanto para el sector público como para el privado. Crear posibles escenarios futuros de modo tal de responder de la mejor manera a la contingencia. 

Es mucho pedir. 

En Pergamino no hay datos de nada. La Municipalidad los debería tener a través de la Dirección de Estadística y Censo que depende de la Subsecretaría de Modernización que depende directamente del Intendente. Nada de nada. 

Como siempre, es mucho organigrama y muchos puestos para no tener ni el más mínimo resultado. 

En relación a lo económico productivo lo podría realizar la Secretaría de la Producción, pero en el organigrama tampoco figura algo al respecto. En la página web oficial se pueden ver que promocionan estadísticas de hace cinco años, si, previas al 2015. Así es muy difícil. 

Mientras tanto el emprendedor y empresario a cargo de una pyme debe seguir luchando como Quijote. Ante la delicada situación y la falta de información carga las tintas contra las diversas instituciones relacionadas con su negocio, como la Celp a modo de ejemplo. Mientras tanto en la factura que recibimos de esta institución seguimos pagando cargos y servicios que no tienen nada que ver con la provisión de energía tal como la tasa municipal de alumbrado público cuyo monto muchas veces es mayor que el propio consumo eléctrico. 

En la semana hubo un intento de toma de terrenos. En este caso son tierras fiscales que habrían sido asignadas al Club Compañía para su campo deportivo. Apareció un grupo social esgrimiendo que la asignación habría sido a ellos y terminó con intervención de la Justicia Federal. 

El problema reside que no sólo no se han hecho viviendas durante décadas dejando a las claras el terrible problema de viviendas en la ciudad sino que tampoco existe información al respecto.  

Sin datos no hay información. Sin información la toma de decisiones resulta imposible, es como jugar al “gallito ciego”. Lo más probable es que el resultado no sea el esperado. Políticas públicas equivocadas y dilapidación de recursos escasos tan necesarios para obras de infraestructura básica. 

Mientras tanto, nosotros los vecinos, esperamos e imploramos a que pase el temblor. 


por Pedro Rossi | Director de Puntos de Vista | pedrorossi@live.com.ar

Leave A Reply