El Indec indicó que la actividad económica cayó en términos interanuales, pero registró una leve mejora de 1,1% con respecto a junio.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dio a conocer que la actividad económica bajó durante julio 13,2% en términos interanuales, debido a las restricciones impuestas para combatir el virus de coronavirus, mientras en la comparación con junio registró una mejora del 1,1%.

El organismo informó sobre la variación del Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE), que en julio registró una suba del 1,1% en relación a junio, debido a la apertura de nuevas actividades. Con esta merma, el acumulado del año alcanzó al 12,6%.

Con excepción de Intermediación financiera, que subió 2,9%, y Electricidad, gas y agua, con el 4,4%, el resto de los sectores registró caídas en julio con respecto al mismo mes de 2019.

Los sectores más afectados fueron Pesca, con un retroceso del 67,1%; Hoteles y restaurantes, 65,4%; y Otras actividades de servicios comunitarios, sociales y personales, 60,3%.

A estas se le sumaron Construcción 30%; Explotación de Minas y Canteras 14%; Recaudación de Impuesto 14%; Industria 8%, mientras que Agricultura y Ganadería bajó 4,8%, ante una menor labor en lo que hace a la cosecha de trigo, entre otras variaciones.

La fuerte variación negativa de la actividad económica ya se insinuaba a la luz de otras variables que analiza el Indec, tal como señaló la semana pasada con la retracción del 19,1% del Producto Bruto Interno (PBI) durante el segundo trimestre del año respecto a igual lapso de 2019.

De esta manera, el primer semestre del año cerró con una caída del PBI de 12,6%, y un valor, a precios corrientes de algo más de 23,6 billones de pesos.

Este contexto macroeconómico tuvo su correlato en el empleo, por lo que la tasa de desocupación subió hasta el 13,1% al término del segundo trimestre del año, con un incremento de 2,5 puntos porcentuales respecto al 10,6% de 2019.


Infocielo

Comments are closed.