El Xeneize arribó a Asunción para jugar ante Libertad por la Copa Libertadores y fue recibido por algunos carteles en alusión a la polémica por sus jugadores positivos de coronavirus.

“Clima de Copa”, le dicen. El plantel de Boca arribó este miércoles por la noche a Asunción para disputar este jueves su encuentro frente a Libertad de Paraguay por la Libertadores y tuvo un recibimiento no muy agradable.

Las inmediaciones del hotel donde concentra Boca se vieron inundadas por pasacalles burlándose del equipo de Miguel Ángel Russo tras la polémica que generó la autorización que había recibido para viajar con jugadores que sean positivos de coronavirus pero que ya no contagien.

“No la tendrías que estar jugando. Mafioso bostero infectado”, rezaba uno de los carteles más resonantes que se vieron, aunque también había otros que hacían relación a la final que perdió Boca con River en Madrid en 2018 y otro que decía “El regreso de los muertos vivos”. Algunos de ellos estaban firmados por hinchas del Millonario.


MinutoUno

Comments are closed.