Twitter pidió a sus empleados no tuitear sobre las negociaciones con Elon Musk

El empresario abandonaría su intención de compra tras la primera oferta de 44.000 millones de dólares por la red social.

Twitter instruyó a sus empleados para que no comenten en forma pública acerca de las negociaciones con Elon Musk, que en abril ofertó 44.000 millones de dólares por la red social y que, según informes recientes, abandonaría el acuerdo debido a que la empresa habría compartido estadísticas engañosas.

Silencio en la empresa: Twitter pide discreción a sus empleados

En un memorando interno firmado por el abogado de Twitter, al que accedió The Verge, se lee que los trabajadores de la empresa deben “abstenerse de publicar tuits, mensajes en la plataforma Slack y cualquier comentario sobre el acuerdo” con Elon Musk.

En la nota enviada a los empleados, se advierte que se trata de un asunto legal en curso.

“Continuaremos compartiendo información cuando podamos, pero tengan en cuenta que vamos a estar muy limitados en lo que podemos compartir mientras tanto (…) Sabemos que este es un momento incierto, y apreciamos su paciencia y compromiso continuo con el importante trabajo que tenemos en marcha”, escribió el abogado de la firma de redes sociales, Sean Edgett.

Luego de la noticia de la retirada de Musk, algunos empleados de Twitter publicaron memes y mensajes humorísticos en referencia a esa movida.

La posible llegada del empresario al “trono” de la compañía había generado polémica. En una primera reunión que Musk mantuvo con los trabajadores de Twitter, no sólo llegó tarde a la videollamada sino que también amenazó con despidos.

En ese marco, Musk se había cruzado con el actual CEO de Twitter, Parag Agrawal, enviándole como respuesta un emoji de caca cuando el directivo compartió datos oficiales sobre las cuentas falsas en la plataforma.

¿Por qué Musk se baja del acuerdo con Twitter?

El equipo del dueño de SpaceX y Tesla dice que Twitter “no proporcionó o se negó a proporcionar” datos sobre la cantidad de perfiles falsos y de spam en la red social.

Por su parte, la junta directiva de Twitter dio que demandará a Musk para asegurarse de que el acuerdo se concrete tal como se acordó originalmente.

La principal queja de Musk apunta al volumen de cuentas no auténticas en Twitter. Desde la empresa señalan que esos perfiles son menos del 5% del total, estadística que el magnate ha puesto en duda y que hace algunas semanas generó que las negociaciones sean puestas en suspenso.

El eje del debate no es trivial: las cuentas falsas no pueden ser monetizadas. Además, el propio Musk se quejó en numerosas ocasiones acerca de los problemas que los bots suponen para las interacciones reales en la red social.

Tal como señalamos anteriormente en TN Tecno, si Musk no cumple concreta su oferta estaremos en las puertas de una gran pelea legal. El empresario podría afrontar en tal contexto una multa de 1.000 millones de dólares por la ruptura del contrato.

TN