Estafas con tarjetas de crédito: consejos para evitarlas y tips para prevenir fraudes digitales

Son muchas las personas que se sorprenden con gastos inesperados en el resumen bancario producto de un hackeo o clonación. Claves para resolver estos inconvenientes.

Sin planes complejos o trucos hackers, los fraudes con tarjetas de crédito son más común de lo que se cree. ¿Apps maliciosas? ¿Páginas de origen dudoso? No tanto: solamente hace falta entregar el plástico en un bar, un restaurante o un comercio y en cuestión de segundos cualquiera puede tener el número de la tarjeta y el código de seguridad, lo necesario para usarla a gusto y piacere.

¿Se puede evitar esto? Sí. Una de las claves que recomiendan los especialistas es no perder la tarjeta de vista. Usarla nosotros en el postnet o el dispositivo que tengan para hacer el cobro y no entregarla para evitar que se aleje de nuestros ojos por tiempo indeterminado.

Pero aunque seamos el “Messi de la seguridad informática”, un momento de distracción puede ser lo único que necesiten los delincuentes para apoderarse de nuestros datos. Si esto pasara hay servicios que permiten recibir un aviso cada vez que se hace un consumo.

Visa Home, por ejemplo, permite que cada vez que se usa la tarjeta de crédito o débito nos llegue un mail o un SMS. “Le informamos que se ha registrado una autorización de consumo en el establecimiento XXX”, detallan en el correo, junto al importe y el plástico usado. Si un amigo de lo ajena toma prestada nuestra tarjeta, nos enteraremos al instante y podremos hacer la denuncia en menos tiempo.

El aviso de los consumos que envía Visa a través de Visa Home. (Foto: Alejo Zagalsky)

Consejos para evitar fraudes con tarjetas

“Evitar que se lleven la tarjeta, usar páginas con https y sitios de confianza, reconocidos, son fundamentales para no sufrir este tipo de delitos conocidos como clonación de tarjeta”, explica Sebastián Davidovsky, periodista especializado en estafas digitales y autor del podcast “Internet me arruinó”. Otro consejo que da el el experto es usar códigos QR, para no darle el plástico a un tercero.

“Hay que estar atentos especialmente en fechas especiales, como CyberMonday, porque aparecen muchos sitios que parecen oficiales pero están hechos por ciberdelincuentes”, agregó.

Desde Visa ofrecen una lista de consejos de seguridad para prevenir este tipo de estafas o resolver consumos que no realizamos.

  • Usar tarjeta chip en el punto de venta, insertando la tarjeta en la terminal o usando pagos sin contacto en terminales que tengan la capacidad de pagos sin contacto. Contactar al banco o emisor si no proporcionaron una tarjeta con chip y/o pagos sin contacto.
  • Solo hacer compras en sitios de web de comercios reconocidos y entrar a un sito de comercio directamente por tu web-browser, en vez de entrar a un sito de comercio por un link en un sito de web de un tercero o por un email.
  • Inscribirse al servicio de alertas de tu emisor para recibir notificaciones de tus pagos en tiempo real por texto o por email. Alertas por texto o email de transacciones permiten verificar pagos legítimos y contactar al emisor de manera rápida si recibimos una alerta de una transacción no reconocida.
  • Contacta y/o resuelve un cargo no reconocido directamente con comercios donde tienes una relación establecida y donde haces pagos recurrentes, como en aplicaciones de transporte, juegos digitales y suscripciones de televisión, películas y/o música.
  • Contacta a tu emisor inmediatamente cuando identifiques una transacción en un comercio no reconocido.

Desde MasterCard, también ofrecen consejos para comprar con tarjeta:

  1. Si va a realizar compras por internet, tenga en cuenta el costo del envío y lo siguiente: -Nunca brinde información personal o financiera a un e-mail no solicitado, por teléfono o en alguna ventana emergente “pop-ups”. -Verifique que la dirección web de la página que solicita su información comience con “https:” en lugar de “http:” ya que cuenta con mayores niveles de seguridad y encriptación para hacer la página más estable. -Ingrese la dirección web del sitio donde va a comprar directamente en su navegador, en lugar de acceder mediante links. -Busque un ícono de una llave o candado en la parte inferior de su navegador. Éstos indican que la información está protegida. Si no aparecen o la llave aparece rota, quiere decir que no está protegido. -Obtenga un anti-virus o anti-spam y manténgalo actualizado.
  2. Revise siempre sus estados de cuenta: Analizar constantemente sus estados de cuenta ayuda a identificar y verificar cada pago que realiza por internet.
  3. Elabore una contraseña segura: Lo recomendable es que actualice sus contraseñas cada seis meses y utilice números, minúscula, mayúscula y al menos ocho caracteres. Si las palabras no aparecen en los buscadores, es menos probable que hackers puedan accesar a la combinación.
  4. Descargue siempre App oficiales: Utilice Google Play o Apple Store, de la misma manera verifique los comentarios y críticas de dichas aplicaciones.
  5. Utilice anti-virus en todos sus dispositivos: Le ayuda a protegerse de amenazas cibernéticas.
  6. No abra correos del cual no conozca el destinatario: Muchos hackers envían correos sospechosos para infectar y secuestrar su información confidencial y así estafar a las personas.
  7. Buscar opciones B: Las compras en línea pueden ser muy estresantes, más si no hay mucha cantidad de un producto X. Para que estas búsquedas inalcanzables no perjudiquen la experiencia de compra, lo mejor es atenerse a una lista predeterminada y si no se encuentra algún producto marcarlo, agregar una opción parecida y continuar con el resto de los artículos.
  8. Nunca brinde información de sus tarjetas de crédito: Los bancos nunca le van a solicitar información bancaria, así que siempre tome precaución con la información que brinda a terceros.

TN