Tres muertes en una sola noche en Rosario: en distintas circunstancias, hubo tres asesinatos en distintos lugares de Rosario

La víctima tenía 32 años. Fue en Francia y pasaje Lacar y se suma al de una mujer acribillada en Tablada y un adolescente ultimado en zona noroeste

Un hombre de 32 años se sumó a la lista de víctimas de homicidios ocurridos en las primeras horas de agosto. Fue atacado a balazos cerca de la medianoche en avenida Francia y pasaje Lacar, en el barrio Acindar, en la zona sur de Rosario, y murió poco después en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca).

Según las primeras informaciones, la víctima fue identificada como Gastón Frutos, quien recibió impactos de bala en la cabeza y las piernas. La policía llegó al lugar tras una llamada a la central del 911 que alertaba sobre la presencia de una persona baleada en Lacar y Francia, pero cuando los uniformados llegaron al lugar, la víctima ya había sido trasladada al Heca donde a los pocos minutos falleció.

El fiscal de homicidios en turno ordenó al gabinete criminalístico de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) que asegure la escena del crimen, recoja testimonios de los vecinos y rastros que puedan determinar la mecánica del asesinato. Asimismo, requirió que se haga un relevamiento de las imágenes registradas por las cámaras de seguridad públicas y privadas para intentar determinar cómo y por quién fue baleado Frutos.

Agosto arrancó con extrema violencia

El caso de Frutos fue el cuarto homicidio en Rosario en lo que fueron las primeras horas de agosto. Poco antes del tiroteo en Francia y Lacar, otras dos personas habían sido asesinadas en la noche de este lunes, en sendos ataques a balazos que se produjeron en los barrios Tablada y Fisherton.

En el primero, una mujer de 33 años recibió una lluvia de balas en Ayacucho al 4100, en barrio Tablada, aproximadamente a las 22. La mujer, identificada como Melina G., iba acompañada por su hijo, Jeremías, quien resultó con diez impactos de arma de fuego y heridas en el tórax y la cabeza.

El chico, de 16 años, fue trasladado por una ambulancia del Servicio Integrado de Emergencias Médicas (Sies) al Hospital de Emergencia Clemente Álvarez (Heca), donde fue operado y se encontraba en grave estado.

Más tarde se produjo otra balacera, en este caso en Génova y González del Solar, Fisherton. Allí, dos adolescentes de 15 años resultaron heridos y uno de 13 años, identificado como Lucas V., murió como consecuencia de las heridas recibidas.

En el primer día de agosto también se dio el caso del vecino de San Lorenzo al 3200, en barrio Luis Agote, que mató de un balazo a un hombre que había ingresado a su casa con intenciones de robo. En este caso, la fiscal Gisella Paolicelli entendió que el vecino había actuado en legítima defensa y ordenó que quede en libertad mientras avanza la investigación del caso.

(La Capital)