La salteña Alcira Figueroa asumió la banca que había quedado vacante luego de la renuncia de su polémico antecesor.

Alcira Figueroa asumió este miércoles la banca de diputada nacional por el Frente de Todos de Salta en reemplazo de Juan Ameri, quien tras protagonizar una polémica escena erótica en medio de una sesión virtual tuvo que renunciar a su cargo. Por primera vez en la historia un bloque oficialista tendrá mayoría de mujeres. Son 60 bancas femeninas y 59 masculinas. 

“Juro por los 30.000 compañeros detenidos-desaparecidos, juro por mi hermanito Carlitos y toda la niñez muerta por la desnutrición, juro por las mujeres y las disidencias, juro por los campecinos criollos e indígenas y juro por la madre tierra. Sí, juro”, pronunció la ahora legisladora salteña durante el acto protocolar.

La Cámara de Diputados le tomó juramento a Figueroa, quien es antropóloga y representante de la Comisión de Familiares de Detenidos-Desaparecidos de Orán, localidad de donde es oriunda, e integrante del INTA, además de defensora de la ley de aborto legal. Además es Magíster en Políticas Sociales y Desarrollo Sustentable.

En el marco de la sesión especial convocada este miércoles en la Cámara de Diputados de la Nación, la comisión especial presentó su pronunciamiento respecto a la “conducta inapropiada” del diputado Juan Ameri.

El presidente del cuerpo legislativo, Sergio Massa, le dio la palabra a Graciela Camaño para que informara la conclusión de la comisión que investigó el caso Ameri. “No pretendemos que quede la idea de que se puede separar por cualquier motivo a un miembro del cuerpo. Esto tiene que quedar bien claro porque quienes estamos sentados acá estamos representamos al pueblo”, señaló la diputada de Consenso Federal.

Luego agregó: “Debemos ser estrictos porque hablamos de un acto indigno de un exdiputado. Fue contrario al decoro y a la embestidura que ostenta”.

La resolución que incorpora una descripción de lo que ocurrido el pasado 24 de septiembre estableció en el artículo primero: “Ratificar el repudio absoluto a la conducta del exdiputado nacional Juan Ameri, en tanto ha comportado una afrenta para con lo que la función legislativa, la institución y la tarea parlamentaria significan”.

En la misma línea, la resolución reafirma la obligación para la totalidad de los y las integrantes del cuerpo de la plena observancia de “las normas de comportamiento y decoro, tanto en el recinto de sesiones como en la plataforma de trabajo remoto durante la vigencia de la modalidad mixta”.

Camaño,  aclaró que “en 2003 el Congreso tomó la decisión de derogar las jubilaciones” por lo que los legisladores no tienen ningún tipo de privilegio en la materia. “Cada uno de nosotros es un trabajador común en la materia de seguridad social”, dejó en claro.

La resolución se aprobó con el acompañamiento de todos los bloques, exceptuando a los diputados de izquierda que decidieron abstenerse. En ese punto, Nicolás del Caño argumentó: “No compartimos la resolución en términos sobre todo de inhabilidad moral. Por supuesto es repudiable lo de Ameri. Pero consideramos que sienta precedentes muy graves que pueden ser utilizados cuando se habla de inhabilidad moral para en otros casos expulsar legisladores”.

DIB


Si querés recibir las noticias de PUNTOS DE VISTA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace y suscribite al newsletter gratuito: https://bit.ly/34xW4hb

Comments are closed.