El caso Sofía Herrera y un drama sin final: hay cerca de 100 chicos perdidos en la Argentina

La presidenta de la ONG Missing Children precisó a TN que reciben un promedio de cuatro denuncias por día y que los niños desaparecidos en el país “son muchísimos más” de los que tienen publicados.
Compartí el artículo

Pocas situaciones son más desesperantes que la de perder a un chico. No obstante, la pesadilla es una realidad con la que conviven actualmente cerca de 100 familias en todo el país que siguen buscando a sus niños, algunas, desde hace varios años. “Nosotros recibimos alrededor de cuatro denuncias por día”, precisó a TN Ana Llobet, presidenta de la asociación civil Missing Children, que funciona en la Argentina desde 1999.

En las últimas horas, la mamá de Sofía Herrera, la nena que tenía 3 años y 8 meses cuando fue vista por última vez en septiembre de 2008 en el camping John Goodall, a 59 kilómetros de Río Grande, volvió a poner de manifiesto el dramatismo de la búsqueda sin final.

Por primera vez en 14 años, María Elena Delgado pidió que se realice una comparación genética entre Sofía y una adolescente que vive en San Juan “porque es muy parecida” a su hija y porque “fue adoptada a la misma edad que tenía ella cuando desapareció”.

“Un solo niño perdido es demasiado”

Para Missing Chidren, tal como expresan a través de su página, “un solo niño perdido es demasiado”. Por esto, su trabajo es clave no solo como orientación para las familias que atraviesan esta situación, sino también para la difusión de las fotos de los menores para facilitar su hallazgo y su identificación.

“Actualmente, tenemos 90 chicos publicados con fotos”, apuntó Llobet, pero aclaró que de algunos todavía no tienen imagen. Y destacó: “Los niños perdidos en Argentina son muchísimos más que los que nosotros tenemos”.

De acuerdo a las últimas estadísticas de la asociación, indicó a este medio, reciben un promedio de cuatro denuncias por día sobre chicos desaparecidos, pero señaló: “Es un número que varía a diario. Todos los días aparecen chicos, y a diario recibimos denuncias nuevas”.

Si bien Llobet sostuvo que, afortunadamente, más del 90% de los chicos perdidos son recuperados casi inmediatamente, las cifras que manejan siguen siendo alarmantes. “Calculamos que son unos 800 niños por año que buscamos”, concluyó.

“Eduardo, vení a buscar a Juan Cruz”

Hace poco más de un mes un hecho completamente inusual se vivió en la Plaza Dorrego de San Telmo, donde un nene se perdió y la banda de músicos que tocaba en el lugar improvisó una canción para que aparezca su papá.

Afortunadamente, el caso tuvo un final feliz y la canción del grupo Ultimátum se hizo viral con la pegadiza frase: “Eduardo, vení a buscar a Juan Cruz”. Tal fue la repercusión, que poco después decidieron reversionar su tema para colaborar con el trabajo de Missing Children.

La ONG seleccionó para esta actividad a 12 chicos que llevan perdidos un tiempo relativamente largo,más de un año en un todos los casos. Rodrigo, Bruno, Sofía Jazmín, Lucas, Brisa, Ayelén, Abril, Julieta y David fueron algunos de los nombres que formaron parte de la nueva canción, mientras familiares aplaudían y alzaban posters con las imágenes de sus caras para recordarlos.

Por su parte, los integrantes de Ultimátum expresaron: “Nos emocionamos mucho al recibir los nombres de los chicos perdidos y no dudamos ni un minuto en decir que sí a esta gran idea solidaria, sumándonos a la causa y colaborando para que más chicos puedan volver a sus hogares”.

“Horas de oro”

“En general, en los casos de desapariciones pueden surgir puntas que tengan que ver con un delito federal”, explicó oportunamente a TN Marcelo Colombo, uno de los fiscales de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), y se refirió después puntualmente a los casos en los que la víctima es muy chica, como Sofía o Guadalupe. “Una hipótesis posible es la de un secuestro para pedir rescate”, señaló el fiscal, y afirmó: “Nuestra experiencia marca que en la mayoría de los casos se termina federalizando la investigación”.

Sin embargo, aclaró, “las particularidades de cada caso juegan un rol muy importante” y puso como ejemplo la edad de la víctima. “Cuando son muy menores tiene poca relevancia conocer la historia de vida de ellas porque no tienen historia de vida”, resaltó el funcionario. El foco entonces se pone en el entorno y se apunta a “tratar de explicar la desaparición por alguna connotación que pueda ser delictiva”.

Con todas las hipótesis abiertas, Colombo destacó la importancia de que se pongan todas las herramientas a disposición desde el primer momento de una desaparición. “Cámaras de seguridad, celulares, sistema de geolocalización”, enumeró sobre la cantidad de dispositivos tecnológicos que existen en la actualidad. Y advirtió: “Si no se hace en las primeras horas es muy difícil después lograr recomponer o mejorar lo que no se hizo”.

Niños perdidos: denuncias, datos o información general

  • Ciudad de Buenos Aires: Línea 102, las 24 hs los 365 días del año.
  • Nación: Línea gratuita 142, las 24 horas / 0800-122-2442 o juschicos@jus.gov.ar.

Missing Children

  • Teléfono: 0800 333 5500 / Desde el exterior: 0054 11 4797 9006
  • Mail: info@missingchildren.org.ar
  • Fax: Desde el interior: 011 5276 0147 / Desde el exterior: 005411 5276 0147
  • Facebook Missing Children Argentina, (página verificada)
  • Facebook Bandera Blanca, (página verificada)
  • Twitter: @missingcharg @banderablancaMC

TN

Compartí el artículo