La ministra de Salud de Rusia aclaró que aquellas personas que se vacunen contra el COVID-19 no podrán ingerir bebidas alcohólicas, lo que provocó una baja de voluntarios al aproximarse las fechas festivas.

La vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus comenzó a aplicarse en el país de origen y Nadia Sarsania, periodista en Moscú, comentó que la vacunación comenzó entre las personas que respectan al sector de salud y educación y a aquellas que trabajen en el sector público. 

«A partir de la próxima semana comenzará la vacunación de toda la gente, de todas aquellas personas que sean voluntarias», aclaró en una entrevista con TN. Sarsania mencionó que, por el momento, el Gobierno no dio a conocer una cifra exacta de cuánta gente se vacunó, pero no es un número importante hasta el día de hoy.

La periodista señaló que el motivo de que las personas decidan no vacunarse es porque «la ministra de Salud dijo que es necesario que las personas que reciban la vacuna contra el coronavirus no beban alcohol por 42 días para que la inmunidad pueda generar los anticuerpos». 

Como viene el Año Nuevo, y es una gran fiesta, las personas se aplicarían la vacuna después de la festividad. Por otra parte, Sarsani indicó que las personas que se dieron la vacuna contra la gripe deberán esperar un mínimo de 30 días para luego poder aplicarse la vacuna contra el COVID-19, es decir la Sputnik V. 

BAE

Leave A Reply