Semana de la salud mental: señales para identificar cuándo alguien sufre depresión y consejos para ayudar

Diferentes especialistas brindaron sus opiniones para asistir a una persona que sufre de este problema.
Compartí el artículo

Después de la pandemia, la importancia de la salud mental y de buscar ayuda profesional se volvió un tema a considerar seriamente. En la semana de la salud mental, TN dialogó con diferentes profesionales que brindaron consejos para tratar de asistir a una persona con depresión.

Liliana Tettamanti, psicoanalista especializada en niñez y adolescencia y vicerrectora del Instituto Universitario de la Salud Mental de la asociación psicoanalítica de Buenos Aires, indicó no hay una causa única de depresión.

Tettamanti afirmó que ante síntomas depresivos, hay que hacer un buen diagnóstico diferencial: “La problemática puede ser una depresión reactiva ante incertidumbres o demandas que el adolescente comienza a recibir y no se siente preparado para afrontar”.

A su vez, sostuvo que un chico con depresión se aísla de la sociedad. “Ante los signos de alarma hay que consultar a un profesional, hay que pedir ayuda. Y eso habla de un fortalecimiento, no de una debilidad. El poder pedir ayuda es un dato de muy buen pronóstico. La depresión no se puede resolver sola”, indicó.

En este sentido, resaltó la importancia de escuchar a las personas con estos problemas: “Puede haber un tratamiento mixto psiquiátrico y psicológico, si fuera necesario. La depresión es incapacitante. Para un joven que no se puede levantar de la cama o que se siente incapaz, es importante escucharlo y trabajarlo”.

“La baja autoestima es parte de la depresión. Uno no se siente querido, no se siente capaz de llevar adelante proyectos. No tiene expectativas, no tiene esperanzas. Para una persona deprimida es muy difícil encarar la vida. El sentimiento de no valer, de no ser capaz, hace que uno se aísle”, remarcó.

La especialista dijo que, en general, la salud mental es muy estigmatizante. “Es así porque yo creo que uno tiene temor al ‘contagio’. Cuando hay problemáticas grandes, eso se ve mucho en la escuela. Lo difícil que es integrar a un nene con patologías psíquicas grandes. Necesitan atención especializada”.

¿Cómo ayudar a una persona con problemas de depresión?

Tettamanti señaló que es muy difícil para alguien con depresión decir que se siente mal: “Se genera un rechazo en el otro, pero se está tomando mucha consciencia. Es muy importante la sensibilidad y la empatía con respecto al sufrimiento del otro. Y estar atento porque los síntomas depresivos son una manera de hablar”.

Para la profesional, el poder charlar con esa persona para tomar consciencia de la necesidad de ayuda es clave: “Que esa persona sienta que hay un otro interesado en él y que está disponible para ser ayudado. Primero, hay que reconocer el sentimiento de malestar. Segundo, tener la fortaleza para pedir ayuda. Luego, es importante que pueda rodearse de experiencias satisfactorias y aceptar la ayuda de personas que lo quieran”.

Leé también: La ansiedad tiene efectos a nivel orgánico, además de dañar la salud mental

Complementar la medicación con terapia

Daniel Tosso, miembro de la asociación psicoanalítica de Buenos Aires, le dijo a TN: “Lo principal es poder hablar. Por supuesto, charlar con la gente más allegada, de confianza, con los familiares. Luego hacer una consulta psicológica. La medicación antidepresiva no resuelve el problema por si solo. Se resuelve trabajando sobre esa situación en una terapia, abordando los puntos de conflictividad”.

“Hay que buscar a alguien que sientas que te puede ayudar o entender. Lo esencial en esto es buscar a alguien que pueda acompañar. En general, en la depresión el sentimiento que prima es el de soledad. Uno puede estar acompañado de muchas personas, pero internamente se puede sentir muy solo”, añadió.

La inflación y la pandemia: dos generadores de depresión

Tosso indicó que en Argentina la depresión se debe a muchos factores: entre ellos, la pandemia y la inflación. “Creo que hay componentes socioculturales, socioeconómicos y de contexto que también es un foco a tener en cuenta. Post pandemiatenemos un incremento de personas con depresión. En nuestra situación local tenemos que sumarle el tema socioeconómico”, aseguró.

En este sentido, calificó a la situación inflacionaria como “generadora de malestar”. Asimismo, dijo: “La inflación podría llevar a la depresión, porque el aumento de precios produce otros efectos devastadores. No te alcanza el dinero”.

Y cerró: “Si llego a fin de mes y me encuentro con que mis recursos no alcanzan, es una situación frustrante y desalentadora. Entonces, la situación de pandemia, económica y social son aspectos generales y generadores de una situación no saludable”.

TN

Compartí el artículo