El canciller Felipe Solá confirmó que por el momento India no cumplirá con el envío de 580 mil dosis de la vacuna Covishield tal como estaba acordado, debido a la situación sanitaria que atraviesa ese país donde se están registrando cifras récord de más de 370 mil casos diarios de coronavirus (más de un tercio del total global). 

“La India tiene stock suficiente de vacunas para mantener una velocidad de 2 millones y medio de aplicaciones por día. Si superan este inesperado pico de contagios que lleva unos 20 días, volverán a enviar vacunas Covishield a la Argentina”, dijo el canciller tras reunirse con el embajador de ese país, Dinesh Bhatia.

“India tuvo un crecimiento espectacular de los contagios y retuvo todas las vacunas producidas. El embajador vino a explicarme eso. Me dijo que tienen un stock impresionante, pero que lo necesitan para darle un fuerte impulso a la campaña de vacunación local”, agregó el ministro de Relaciones Exteriores en un reportaje en FM El Destape. 

Covishield es el nombre de la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca pero producida por el Instituto Serum de la India a través de un acuerdo de transferencia de tecnología.

El Gobierno argentino acordó la adquisición de un total de 1.160.000 dosis, de las que arribaron al país 580 mil el 17 de febrero último. En abril deberían haber llegado las 580 mil restantes para completar esquemas de vacunación iniciados a fines de febrero.

Ante la decisión de discontinuar el envío de vacunas Covishield por parte de India, surge el interrogante: ¿qué va pasar con las personas que ya recibieron la primera dosis? 

Intercambiabilidad de productores, no de vacunas

“No se dispone de datos sobre la intercambiabilidad entre las diferentes vacunas contra la COVID-19, por lo que, a la fecha, se recomienda completar el esquema con la misma vacuna que se inició”, explicó el Ministerio de Salud de la Nación. Esto significa que, si se aplicó como primera dosis alguna de las 3 vacunas disponibles en la Argentina (Sputnik V, AstraZeneca o Sinopharm), deberá aplicarse la misma vacuna como segunda dosis. 

Sin embargo, en el caso de las vacunas ChAdOx1 nCoV-19 (como AstraZeneca y Covishield), corresponden a la misma vacuna de distinto laboratorio productor. “Por lo cual, en esa situación, no se trataría de ‘intercambiabilidad de productos’ sino de productores, lo que permite combinarlas en su utilización”, aclaró el Ministerio en el documento “Actualización de los Lineamientos Técnicos de la Campaña Nacional de Vacunación contra la COVID-19”, publicado el 26 de marzo último.

En el caso de las personas que recibieron la primera dosis de Covishield (AstraZeneca producida en la India), podrán recibir la segunda dosis de la vacuna de AstraZeneca fabricada en otro país. El 18 de abril último llegaron a la Argentina 864 mil dosis de la vacuna de AstraZeneca producida en Corea del Sur (que lleva como nombre AZ-SK Bio) que el Gobierno argentino adquirió a través del mecanismo COVAX.

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, anunció que el 19 de mayo estarán liberadas otras 861.600 dosis de AstraZeneca desde el mecanismo COVAX y con dichas dosis se completarán los esquemas de quienes ya recibieron la primera dosis de Covishield.

Demoras en el envío de vacunas

Además, están pendientes de arribo 22,4 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca cuyo principio activo se produce en el laboratorio argentino mAbxience y el envasado del producto final en el laboratorio Liomont de México. 

Recientemente el laboratorio AstraZeneca reconoció demoras en la producción de sus vacunas para América Latina. “Lamentamos confirmar un retraso en nuestra intención de iniciar envíos antes para América Latina, a pesar de trabajar incansablemente para acelerar el suministro”, expresó en un comunicado la compañía. 

Fue tras una reunión entre la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, y la asesora presidencial, Cecilia Nicolini, con representantes de AstraZeneca Argentina, donde las funcionarias solicitaron que el laboratorio informe a la brevedad sobre los avances en la producción y control de calidad de la vacuna producida en el país y formulada en México, como así también el cronograma de entrega estimado.

El último lunes, Vizzotti y Nicolini se reunieron también con el embajador del Reino Unido en Argentina, Mark Kent, “para poder explorar la posibilidad de ser parte de la cadena de producción de la vacuna, a corto y mediano plazo, no solo para la Argentina sino para Latinoamérica”.

AstraZeneca también enfrenta retrasos en el envío de vacunas a la Unión Europea: apenas suministró 30 millones de dosis de los 120 millones pactados para el primer semestre del año. Esto hizo que la Comisión Europea decidiera demandar al laboratorio anglosueco por “incumplimientos de los acuerdos de compra anticipada”. El laboratorio sostuvo en un comunicado que el litigio carece de fundamento y que se defenderá en la corte.

Chequeado

Comments are closed.