Se presentó para reclamar ante algún funcionario. Luego volvió y tomó de rehén a una empleada. Pese a la tensión vivida, la policía y el secretario de Seguridad lograron desarticular a la joven.

Una joven que había asistido al municipio de Rojas en reclamo de soluciones a su situación la cual no fue atendida, volvió este miércoles al lugar y tomó de rehén a una empleada en plena sede comunal.

En el lugar, según informó El nuevo diario Rojense, se vivieron unos momentos tensos ya que al parecer poseía un arma blanca. Al llegar la policía acompañada por el responsable de la cartera de seguridad, Miguel Nuñez, pudieron desarticular la joven.

Estuvo reunida con el Secretario y luego fue llevada por la policía.

Comments are closed.