Según un relevamiento, en lo que va del año hubo 140 fallecidos: 79 víctimas y 61 delincuentes.

La cuarentena en el AMBA terminó. La mayoría de los negocios pudieron reabrir. Otros todavía esperan. Las reuniones de hasta 10 personas al aire libre están habilitadas. Hay más movimiento en las calles. Pero también más casos de inseguridad que terminan en muerte.

Los crímenes vinculados a robos en la Provincia de Buenos Aires aumentaron fuerte en el último mes. Según un relevamiento de Clarín sobre los hechos que tomaron trascendencia pública, la inseguridad aceleró en el último mes.

Sumados octubre y lo que va de noviembre (45 días) hubo 28 homicidios durante asaltos en territorio bonaerense; 25 de ellos fueron en un lapso de 31 días, la gran mayoría en los municipios del Conurbano. La cantidad de muertos en el año llega de esta manera a 140.

La particularidad es que, a contramano de la tendencia que se venía registrando, por primera vez fueron más los ladrones que murieron que las víctimas de los asaltos. De las 28 muertes del último mes y medio, 16 corresponden a delincuentes, casi el 60 por ciento. En el año, del total de casos 79 muertes (56,4 %) fueron de víctimas de robos o policías y 61 de ladrones (43,6 %).

Uno de los casos más resonantes de las últimas semanas fue el que le tocó protagonizar a un jubilado de San Francisco Solano que mató a tiros a dos ladrones que le quisieron robar su camioneta cuando salía de su casa.

El asalto ocurrió el 30 de octubre pasado y tuvo como víctima a Daniel Alberto Dama (72), un mecánico y vecino histórico de esa localidad quilmeña. Al jubilado lo encañonaron en el cuello cuando estaba cerrando el portón de su casa, pero se defendió y lo empujaron.

Los ladrones intentaron huir marcha atrás pero cayeron a una zanja. Dama, que practica tiro, fue atrás de ellos y se desató un tiroteo que terminó con dos ladrones muertos en el lugar y un tercero prófugo.

El último caso en el que murió un asaltante fue el que pasó el miércoles a la madrugada en Lomas de Zamora. Un ladrón que venía de cometer un raid delictivo junto a tres cómplices por Villa Centenario y escapaba de la Policía se quiso esconder en una casa. Lo que no se esperaba era que en la propiedad vivían tres oficiales de la Policía de la Ciudad: hubo un tiroteo y el delincuente, identificado como Ismael Morales (28), recibió un balazo en el pecho y en un hombro y murió en la vereda.

Ese miércoles fue un día de furia en Lomas de Zamora ya que en otros dos asaltos, dos víctimas fueron asesinadas por ladrones. La primera fue Damián Kora Jallasi (53), un remisero y comerciante de nacionalidad boliviana, que estaba a bordo de su Peugeot Partner en Camino de la Ribera Sur y José Espronceda, cuando un ladrón lo asaltó y le disparó un balazo en la cabeza. Por este crimen, el sábado la Policía detuvo a un sospechoso de 21 años durante un operativo en Ingeniero Budge.

Apenas unas horas más tarde del asesinato del remisero, en la Reserva Santa Catalina dos ladrones atacaron a una pareja que había ido a tomar mate y le dieron un golpe en la cabeza con un palo a Mario Aguirre (39), que murió por la herida que sufrió.

Por este caso hay dos adolescentes detenidos: uno de 14 años y otro de 15. Los acusados quedaron grabados por una cámara de seguridad en las inmediaciones de la reserva.

Los 28 casos de inseguridad que terminaron en muerte desde el 1 de octubre hasta este domingo representan un caso cada 38 horas. Una media superior a la que se venía registrando en el año.

Hasta ahora el peor mes de homicidios vinculados a robos había sido junio, con 21 crímenes en total, lo que representa un caso cada 34 horas. Octubre quedó segundo con 20 homicidios, uno cada 36 horas. Como ya se dijo, con la particularidad que fueron más los ladrones que las víctimas asesinadas.

El resto de los meses del año hubo 13 asesinatos en enero, 7 en febrero, 11 en marzo, 9 en abril, 7 en mayo, 16 en julio, 17 en agosto, 11 en septiembre y 8 en lo que va de noviembre.

En septiembre, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, presentó las estadísticas oficiales del delito entre enero y agosto de este año y afirmó que hubo una baja general de los delitos prevenibles del 24 por ciento, en comparación al mismo período de 2019.

El funcionario también sostuvo que en esos ocho meses hubo una baja del 10 por ciento de los homicidios en ocasión de robo en comparación a los mismos meses de un año antes. De todos modos, habló de una situación “excepcional e inédita” por la pandemia de coronavirus, por lo que no es posible una comparación.

No obstante, en la Provincia tomaron nota de la preocupación por la inseguridad y también en septiembre el gobernador Axel Kicillof anunció un “Plan Integral de Seguridad” con una inversión de $ 37.700 millones para la incorporación de 10 mil nuevos agentes; 2.200 patrulleros; obras en 96 comisarías; 4 mil paradas seguras y la construcción de 12 nuevas unidades penitenciarias para alojar a 5 mil internos.

Dónde fueron

La Matanza, con 26 casos, es el distrito bonaerense más populoso y el que tiene la mayor cantidad de muertes vinculadas a hechos de inseguridad.

Le siguen Quilmes (11), La Plata (10), Lomas de Zamora (10), Merlo (10), General Pueyrredón (7), Almirante Brown (7), Avellaneda (6), Tres de Febrero (6), José C. Paz (5), Morón (5), Berazategui (4), Pilar (4), Moreno (4), Florencio Varela (3), Lanús (2), Esteban Echeverría (2), Hurlingham (2) y San Pedro (2).

Con 1 se ubican Bahía Blanca, Campana, Cañuelas, Coronel Suárez, Escobar, Malvinas Argentinas, Marcos Paz, Partido de la Costa, Rivadavia, San Isidro, San Martín, Vicente López, Tandil y Zárate.

Clarín

Leave A Reply