Zaffaroni: “Si Cristina es condenada, el único recurso que queda es un indulto presidencial”

El ex juez de la Corte Suprema de Justicia, Raúl Eugenio Zaffaroni, criticó duramente al Poder Judicial, aseguró que la condena contra la vicepresidenta Cristina Fernández en la Causa Vialidad ya está escrita y dijo que en ese caso, el único recurso, sería el indulto del presidente Alberto Fernández.

“Si lo que preveo se cumple, si la vicepresidenta es condenada, si quienes deben anular este proceso viciado desde el inicio lo confirmasen, o nada hiciesen, dados los tiempos del derecho internacional, resultarían ineficaces los recursos ante los organismos internacionales. No quedaría otra alternativa que buscar una solución en el derecho interno para salvar el futuro de nuestra democracia ante la perspectiva de llegar a una elección con proscripciones”, introdujo el antes magistrado.

Entonces indicó, en declaraciones a AM 750: “El único recurso que queda, por duro que sea, no puede ser otro que un indulto presidencial. Es conveniente que lo vayamos pensando como último recurso para que la democracia preservada pueda intentar la restauración de la República”.

Antes había dicho que, en ocasiones, es la democracia “la que puede salvar” a la República y había anticipado que, “seguramente”, la sentencia contra Cristina en la causa Vialidad será condenatoria. “Ya está escrita, guardada bajo la camiseta de jugadores de fútbol en la quinta presidencial. Y será confirmada por los dos jueces que deberían revisarla y que, como buenos jugadores de tenis y pádel, también lo harán, confirmándola”, aseveró Zaffaroni, en la misma línea que el kirchnerismo, donde acusan a Luciani; al otro fiscal, Sergio Mola; y a los jueces Rodrigo Giménez Uriburu y Jorge Gorini de estar vinculados al macrismo.

“Un grupo de jueces y fiscales no solo juega abiertamente a la política, sino que rompe todos los límites jurídicos y protagoniza el juicio oral con final sabido más vergonzoso que nunca se haya visto. Habrá una condena que implique la proscripción política de la vicepresidenta de la Nación, con el claro objetivo de impedir una candidatura que el círculo rojo, no de vergüenza, que la perdieron hace mucho… Pero ese círculo rojo teme a esa candidatura para el año próximo”, insistió el exmagistrado.

“Es previsible que la Corte Suprema, por su parte, calcule sus tiempos según las circunstancias. Pero si se viese apurada por el círculo rojo, también pondrá su consabido ‘no me interesa’. Nada quedará por hacer en los tribunales del país porque se derrumbaron los últimos escrúpulos que se suponía que podía tener ese grupo de jueces y fiscales que se lanza sin límites a la persecución política”, apuntó.

En ese sentido, se preguntó qué legitimidad tendría un gobierno que fue “electo con proscripciones producto de groseras y evidentes manipulaciones” de jueces “embarcados políticamente y decididos a condenar”. (DIB)