La ex gobernadora elogió la ley que limita la reelección de los intendentes y evitó definiciones electorales.

María Eugenia Vidal retornó a la arena política para presentar ‘Mi Camino’, un libro en el que relata su experiencia al frente de la gobernación de la provincia de Buenos Aires.

Tras un silencio de más de un año, la ex gobernadora evitó críticas puntuales a Axel Kicillof, su sucesor en el sillón de Dardo Rocha. Sin embargo, apuntó contra Alberto Fernández por la gestión de la pandemia. “El plan de vacunación no funcionó. El año pasado nos encerramos porque no teníamos vacunas y porque el sistema de salud tenía que ser fortalecido. Este año sí hay vacunas, pero no hay vacunas en nuestro país”, dijo.

En un formato de entrevista transmitida desde la Usina de las Artes, Vidal evitó definiciones electorales. “Ayer hubo 27.000 contagios. No corresponde hablar de candidaturas”, se excusó.

“Todavía estamos discutiendo públicamente cuál es la fecha de la elección. Creo que todavía hay tiempo para definir. Lo que me da mucha tranquilidad es saber que Juntos por el Cambio creció y hoy tiene muchos liderazgos”, dijo.

Además, dijo que no se arrepiente de haber rechazado el denominado Plan V, ni el desdoblamiento de la elección bonaerense, dos alternativas lanzadas en 2019 por un sector de Cambiemos que entendía que la imagen de Mauricio Macri caía en picada.

“Creo que cuando uno empieza a buscar candidaturas alternativas, cuando empieza a ver estrategias electorales como cambios de fecha es que hay algo más profundo que no está funcionando”, dijo Vidal y agregó que “no nos eligen a nosotros con nombre y apellido. Eligen lo que representamos, más allá de quién encabece la boleta. Estoy convencida de la elección que tomé”.

La ex gobernadora reapareció con un tono moderado y por momentos apeló a un discurso anti-grieta. “En la primera parte de la cuarentena veíamos (juntos) a Alberto, a Axel y a Horacio. Y eso a mi me daba tranquilidad porque sentía que la política había entendido que esto era demasiado grave como para politizarlo y llenarlo de mezquindades”. Sin embargo, explicó que “eso no se sostuvo”.

También consideró que existe un problema en el sistema político. “La grieta en Argentina no es entre el Frente de Todos y Cambiemos, sino entre la política y la gente”.

“La grieta entre la política y la gente la vemos cuando chicos de 18 años, militantes kirchneristas, suben a las redes fotos vacunándose mientras hay jubilados que siguen esperando su turno”, dijo Vidal y avanzó con otro ejemplo que también toca de cerca al kirchnerismo. “Lo vemos también cuando vemos funcionarios que se llevan jubilaciones de privilegio mientras vemos a jubilados que cobran 20 mil pesos”.

Durante la presentación, Vidal mencionó en dos momentos como un logro la aprobación de la ley que limita la reelección de intendentes y legisladores. “Ya vemos lo que pasa cuando un gobernador, como el de Formosa, o un intendente está más de 20 años. Eso no es bueno”, dijo.

Más adelante en la presentación volvió sobre el tema y dijo que si mucho tiempo antes alguien le decía que iba a poder terminar con la reelección indefinida de los barones del Conurbano “yo hubiera dicho que era imposible”. 

LPO

Comments are closed.