Un acuerdo nacional con Juntos por el Cambio sería de imposible aplicación en la provincia mediterránea. El partido local integra la alianza de Hacemos por Córdoba.

En fase de exploración. Así definen desde el espacio que conduce Margarita Stolbizer el momento político que atraviesa el GEN. Demasiado prematuro para hablar de acuerdos electorales, pero abriendo ya líneas con distintos sectores pensando en lo que se viene: las legislativas.

Hace unos días tuvo lugar el congreso nacional partidario que, por razones obvias, debió concretarse de manera virtual: Allí se ratificó el espíritu anti grieta que promueve Stolbizer y se discutió el rumbo que debería tomar el GEN. Sin grandes definiciones por ahora, la única certeza acordada fue que cada distrito tendrá libertad para definir su propia estrategia electoral atendiendo las particularidades en cada región.

Después de acuerdos malogrados como el del año pasado con el ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, el mapa político del GEN quedó muy desparejo en cuanto a alianzas formadas en el interior.

Es por ello que el coqueteo de Stolbizer con un sector de Juntos por el Cambio a nivel nacional genera hoy -por lo menos- incomodad en aquellas provincias donde, ensayar ese acercamiento, sería imposible. Ese el caso de Córdoba.

En suelo mediterráneo, el partido es aliado del gobernador Juan Schiaretti. El año pasado, en tiempos de campaña, el peronista buscó darle una pincelada progresista al sello con el que el PJ venía gobernando desde hacía dos décadas, y buscó nuevos socios en esa canasta. Unión por Córdoba pasó a llamarse Hacemos por Córdoba y allí quedaron contenidas expresiones como el GEN y el Partido Socialista, entre otras.

Ese acuerdo quedó materializado en la Legislatura donde en la bancada oficialista conviven hoy distintos sectores, en ellos, el espacio que responde a Stolbizer.

“Estamos cómodos en la alianza, podemos mantener nuestra identidad y plantear nuestras disidencias como cuando nos abstuvimos frente al proyecto de reforma jubilatoria. Sin embargo, para el ´21 tendremos que analizar cómo seguir”, dijo a LPO la legisladora provincial y vicepresidenta del GEN nacional, Doris Mansilla.

La advertencia lanzada alude al escenario, no menos complejo que se abre para el espacio cordobés si, finalmente, Schiaretti pactara políticamente con el kirchnerismo.

“Ese es nuestro límite, si ese fuera el desenlace y Hacemos por Córdoba acuerda con el Frente de Todos, estaremos obligados a repensar la estrategia”, dijo la parlamentaria.

Mientras tanto, Stolbizer sigue dando señales que la acercan más a Juntos por el Cambio que al Frente de Todos; así lo leen también desde Córdoba.

Hace unos días coincidió con Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal y Rogelio Frigerio en un homenaje al desarrollismo, mientras que esta semana compartió un Zoom con el presidente del Bloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados de Buenos Aires, Maximiliano Abad donde ambos destacaron la voluntad política para alcanzar un frente de unidad. 

LPO

Leave A Reply