Se cayó la sesión en el Senado que buscada aprobar el proyecto para ampliar la Corte Suprema

Entre los inconvenientes del interbloque del Frente de Todos para dar quórum, está la pelea de los puntanos Adolfo y Alberto Rodríguez Saá.

El oficialismo finalmente definió dar marcha atrás y no hará un llamado a sesión previsto para este jueves en la Cámara de Senadores.  

El interbloque del Frente de Todos tenía previsto sesionar y aprobar mañana el proyecto de ley presentado que persigue una ampliación de la Corte Suprema de Justicia para llevarla de 5 a 25 miembros.

La decisión tiene que ver con que finalmente el interbloque no consiguió el número de senadores que se necesita para el quórum y, posteriormente, darle media sanción. 

El interbloque del Frente de Todos está compuesto por 35 senadores y, para lograr la media sanción, necesita primero que estén todos los legisladores propios y, además, sumar otras dos voluntades. Quienes se perfilan en ese rol son el rionegrino Alberto Weretilneck, la misionera Magdalena Solari Quintana y la riojana Clara Vega.

Aunque sumando al rionegrino o a la riojana el oficialismo podría avanzar para obtener el quórum y la mayoría absoluta, el problema, al parecer, habría surgido dentro del interbloque.

Uno de los que se niega a avanzar con el proyecto es el senador Alberto Rodríguez Saá. El puntano, que presentó un proyecto de ampliar la Corte y llevarla a 15 la cantidad de miembros, se muestra en línea con ampliar la cantidad de jueces en el Máximo Tribunal, pero el problema es que su hermano Adolfo, con quien está enfrentado, firmó el proyecto que cuenta con aval de Cristina Fernández.

La opción del 14 de julio de llevar el tratamiento de la ampliación de la Corte Suprema de Justicia al recinto es la última que le queda al oficialismo para poder aprobarlo antes del receso de invierno. (DIB) ACR