La ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat dio a conocer porcentajes sobre cada inmueble.

María Eugenia Bielsa está en el centro de todas las miradas. No solo porque en medio de la toma de Guernica el presidente Alberto Fernández decidió transferir el Registro Nacional de Barrios Populares, que dependía de ella, a la órbita de Daniel Arroyo, sino porque la semana pasada, tras la imposición del “supercepo” por parte del Banco Central (BCRA), consideró que no existía ninguna explicación para que el metro cuadrado de las viviendas esté cotizado en dólares”.

Bielsa asumió el 10 de diciembre del año pasado como ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat. En ese momento presentó su declaración jurada, en la que si bien se destaca que sus ahorros son todos en pesos, y no en dólares como tienen otros miembros del Gabinete, también llama la atención la cantidad de propiedades que posee: tiene porcentajes de diez casas, ocho en Rosario y dos en Pueblo Esther, provincia de Santa Fe.

En total declaró 240.030,73 pesos por esos diez inmuebles. Eso se debe en parte a que solo tiene entre el 33,3% y el 50% de esas propiedades y en parte porque los funcionarios tienen la obligación de expresar sus bienes en pesos, por ser la moneda nacional, y, en el caso de las casas, al valor fiscal al 31 de diciembre de cada ejercicio económico y no el valor de mercado, que justamente siempre se negocia en dólares, como referencia de valor.

Bielsa diferenció los inmuebles: los que compró con fondos propios, como su histórica casa en Rosario y otra más en esa ciudad, y dos casas de veraneo en Pueblo Esther; los cuatro que recibió por herencia y los dos por donación, a partir de la muerte de sus padres y su marido.

Lo curioso es la aclaración que hizo: “Respecto a la superficie total se han considerado los metros cuadrados edificados de los inmuebles, dado que el formulario no permite discriminar metros cuadrados construidos de metros cuadrados de terreno. Precisamente motiva la presentación de esta declaración jurada rectificativa subsanar el error técnico de no incluir la superficie total de los inmuebles”.

De esta manera, entre los porcentajes de las diez propiedades y la declaración a valor fiscal, el auto de la ministra terminó siendo más caro que aquellas: un Volkswagen Fox del 2016, por 315 mil pesos.

También sumó dos cajas de ahorro en moneda local, una por 59.280,78 pesos y otra por 9917, 52 pesos.

Así, sumando las casas, el auto y los ahorros, Bielsa declaró un patrimonio total de solo 624.229,03 pesos, que la llevó a ser una de las ministras más austeras del Gabinete del presidente Alberto Fernández.


TN

Comments are closed.