Los gobernadores le pidieron a Massa que hable con Alberto para evitar la ruptura del Frente de Todos

Le pidieron que aproveche el viaje al G7 con el Presidente para convencerlo de que acaso esté ante una de las últimas oportunidades para reorganizar el Gobierno y evitar una derrota electoral en el 2023.

Sergio Massa recibió varios llamados de gobernadores que le pidieron que aproveche el viaje a al G7 con Alberto Fernández para convencerlo de que posiblemente esté ante su última oportunidad para hacer cambios en su Gobierno que eviten una fractura en el Frente de Todos y la derrota en las elecciones del 2023.

Se trata de algo más que un fantasma. Cristina Kirchner ya dejó bastante claro que el año que viene podría recrear Unidad Ciudadana y las tensiones con el Movimiento Evita, último armado político de alguna consistencia que le queda a Alberto, están escalando a posiciones cercanas a la ruptura.

Uno de los gobernadores que llamó a Massa le pidió que lea con detenimiento el documento que presentaron en la cumbre del Chaco, donde se reunieron 14 mandatarios peronistas.

El punto de mayor densidad política es el que plantea que quieren ser parte de las decisiones del Gobierno. Es decir, se sienten afuera y es un reclamo directo a Alberto que en la campaña prometió gobernar con los 24 gobernadores.

También exigieron la descentralización de los planes sociales a las provincias, un reclamo que apoya Cristina y demuele el poder del Evita.

Pero más allá del documento, en sus charlas con Massa los gobernadores dejaron muy en claro que esperan un cambio en el área económica.

En esto coinciden todos menos Alberto. Cristina, Massa y los gobernadores creen que la etapa de Guzmán está agotada y tienen una mirada similar sobre la gestión de Miguel Pesce en el Banco Central.

Massa ya intentó acordar con Alberto una “reorganización” del Gobierno en la reciente gira a la Cumbre de las Américas de Los Ángeles. “Alberto lo escuchó, fue y vino y al final no hizo nada“, comentó a LPO una fuente al tanto de las conversaciones.

Después de esperar unos días sin respuesta, Massa lanzó la advertencia que LPO reveló en exclusiva: podría renunciar a la presidencia de la Cámara de Diputados como una manera de tomar distancia de un Gobierno que contribuyó a constituir, pero ahora se encerró y permanece refractario a los pedidos de corrección de rumbo.

La diferencia en este caso la plantea la irrupción de los gobernadores. En el anterior viaje la gestión de Massa apuntaba a articular un acuerdo que permitiera un acercamiento con Cristina. Luego de la cumbre del Chaco los gobernadores sacaron a la superficie los planteos que venían discutiendo de manera reservada en el CFI y se constituyeron formalmente como un grupo político con sus propias demandas.

Guzmán los decepcionó con la baja de los subsidios al transporte que habían acordado en el presupuesto fallido y la política de segmentación tarifaria sigue siendo una nebulosa ya pasado medio año. La falta de gasoil y su impacto en las economías regionales se suman a una larga lista de reclamos, que tienen como eje la percepción que la falta de rumbo del Gobierno ya está horadando sus chances electorales. Y con eso no se juega.

El tucumano Juan Manzur, que puso la cara ante sus pares prometiendo soluciones rápidas para los faltantes de gasoil, pasa por un momento de frío con Guzmán. En la semana que pasó se reunió con Juan Manuel Olmos, uno de los pocos funcionarios con vuelo político que siguen con Alberto, y le anticipó que una eventual ruptura de Massa podría llevarlo a analizar su propia salida del Gabinete. 

Luego de ese encuentro, en Tucumán se volvió a hablar de su eventual regreso a la provincia sobre fin de año y la posibilidad que acompañe a Osvaldo Jaldo en el 2023 como candidato a vicegobernador, anticipada en exclusiva por LPO. En Tucumán la molestia por la falta de respuesta ante la crisis del gasoil y los subsidios al transporte ya está pegando sobre Manzur.

Como sea, en su diálogo con algunos gobernadores, Massa les respondió que para no entorpecer la participación de Argentina en una cumbre del G7, que se produce en un marco mundial muy especial por la guerra en Ucrania, hablará de todos estos temas con Alberto recién en el viaje de regreso al país, previsto para este martes.

LPO