La UIA espera a las elecciones para definir su postura ante el Gobierno

Los críticos y los defensores del modelo económico provocaron una grieta entre los empresarios fabriles. Mientras unos piden menos “intervencionismo”, otros afirman que el rescato a la industria salvó a las fábricas en la pandemia.

El resultado de las elecciones podría diluir o profundizar la grieta que se abrió en el interior de la Unión Industrial Argentina ( UIA) ante las medidas económicas del Gobierno nacional. Sucede que un sector empresario buscará quebrar la postura “intervencionista” si es que el oficialismo no logra superar un empate técnico en las PASO del domingo próximo. Pero si supera el test electoral, los “dialoguistas” confían en tender nuevos puentes ante un escenario de estabilidad política hasta el cierre del mandato de Alberto Fernández.

Fuentes de la UIA consultadas por BAE Negocios admitieron que existe un clima de “división tácita” en la central fabril, aunque descartaron que “sea condición de una ruptura real” en la conducción. Allí existen integrantes que buscan mostrarse como “puentes” a la situación de tensión, aunque otros consideran que la “batalla se desató antes de la renovación de autoridades”. “No la vi venir“, se confesó un dirigente cercano al expresidente Miguel Acevedo.

Thank you for watching

Hay consenso en evitar limar la figura del actual presidente de la entidad, Daniel Funes de Rioja, a quien consideran un “caballero“, aunque el planteo de los dialoguistas es que las medidas de la conducción “incluya a los representantes de todos los sectores” para evitar sorpresas” con las manifestaciones públicas que incluyan una postura de la central fabril.

La división de miradas se pudo observar durante los últimos tiempos en las regionales asociadas a la UIA. En un sector hay malestar por las posturas críticas que tomaron las uniones industriales de Mendoza, Córdoba, Buenos Aires y Entre Ríos. “Empezaron a mostrar el vaso medio vacío en un contexto de una crisis tremenda que atravesó la sociedad y de la cual la industria se vio muy ayudada”, se quejó un empresario consultado por este medio.

Norte grande

De la otra vereda, las entidades empresarias del noroeste y noreste del país se mostraron la semana pasada en línea con las administraciones provinciales y con el Gobierno nacional. “No tenemos ningún reclamo, sólo propuestas para avanzar en la reparación histórica del norte grande, porque (el presidente) Alberto Fernández está cumpliendo con su palabra”, sostuvo un referente de esa región.

Las ausencias de los vicepresidentes Acevedo (AGD de Córdoba) y Guillermo Moretti (Santa Fe) al festejo del día de la Industria respondió a problemas logísticos y de salud, respectivamente, según pudo saber este diario. Sin embargo, algunos de los presentes en el cónclave ataron esa situación al faltazo del jefe de Estado y del ministro Matías Kulfas. De hecho, la presencia de Paolo Rocca (Techint) fue interpretada como un respaldo a Funes de Rioja y al anfitrión Martín Rappallini, criticados por el Gobierno y aliados.

Así, la grieta en la central fabril puede correr su suerte el domingo próximo, en donde una debilidad electoral será la plataforma del sector crítico para exigir “menos intervención del Estado en los negocios de los privados, a través del control de precios, los cepos exportadores o las obligaciones en el empleo”. “Si gana cómodo, el diálogo será inevitable”, admitió una de las fuentes consultadas.

BAE