Hubo un funcionario herido. Incidentes similares ocurrieron días atrás en Junín y Olavarría.

En medio de incidentes, en los que hubo golpes y forcejeos, unos 400 militantes de organizaciones políticas y sociales intentaron tomar este miércoles el Palacio Municipal de La Plata.

Los incidentes se registraron este mediodía en el ingreso posterior del municipio cuando un sector de militantes e integrantes de organizaciones sociales buscaron ingresar con palos y armas caseras para exigír la entrega de alimentos.

En el lugar se toparon con los agentes de la secretaría de Seguridad de la municipalidad de La Plata y de la Policía Local, quienes forcejearon con los presentes y terminaron con escenas de violencia sobre el estacionamiento del municipio.

En el lugar el propio Director de Seguridad del Municipio, Cristian López, fue agredido por los manifestantes, quienes inclusive tiraron abajo la reja del portón de ingreso al Palacio.

“Un sector de organizaciones sociales conducidas por sectores vinculados a punteros políticos intentaron entrar por la fuerza con palos y bastones de hierros”, informaron fuentes del municipio, quienes detallaron que la movilización estuvo coordinada por la Corriente Clasista y Combativa (CCC), la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y Libres del Sur.

Las autoridades del municipio labraron una denuncia ante la Comisaría Primera, para que la Justicia tome intervención ante lo ocurrido.

“Los mensajes contradictorios que se están enviando con el tema usurpaciones no hacen más que empoderar a estos violentos y extorsionadores. Se sienten impunes”, dijo el intendente Julio Garro (Cambiemos).

“Los mismos que fomentan las tomas de tierras, que ya van más de 60 intentos en lo que va del año en La Plata, son los que “reclaman” (solo al municipio) recursos bajo el argumento de necesidad alimentaria”, agregó.

Desde las organizaciones emitieron un comunicado en el que aseguran que “fueron violentamente agredidos” por miembros de la seguridad civil del municipio y advierten que “esa actitud viene de ls mano con el intento de volver a reflotar el Codigo de Convivencia Urbana por parte de la gestion municipal”.

Pero el hecho no es aislado. La semana pasada un grupo de recolectores de residuos ingresó por la fuerza al palacio municipal de Junín y protagonizó escenas de violencia para exigir ser atendidos por el intendente Pablo Petrecca (Cambiemos).

Ese hecho se sumó a la protesta de características similares registrada un día antes en la intendencia de Olavarría y que generó fuerte repudio por parte de la oposición, que gobierna en ambos distritos.

Leave A Reply