Lo dijo el secretario de Energía, Darío Martínez. Con menos gente de vacaciones y trabajando en sus hogares estiman que el consumo crecerá un 30%.

El Gobierno anticipó este lunes que el verano estará atravesado por “muchos cortes de luz”. El secretario de Energía, Darío Martínez, señaló que habrá que hacer “un trabajo muy importante en cuanto a la distribución eléctrica, para poder bajar los cortes de luz, ya que van a haber muchos”.

“Y además, si la gente se queda en pandemia en la casa (durante el verano), eso va a tener una (mayor) demanda todavía, al problema grave de los cortes que está teniendo la Argentina en los últimos años, se va a sumar esto”, indicó.

El segundo mandato de Cristina Kirchner estuvo surcado por reiterados cortes de luz. Los mismos cayeron durante la administración de Mauricio Macri. Durante este verano, se repetirán, según anticipó ahora el funcionario.

Las empresas estiman que el incremento de consumo eléctrico puede llegar a ser del 30% en el verano. Es por personas que no vacacionarán y se quedarán en sus casas. Para poder hacer frente a esa mayor demanda, se necesitaría mayor generación eléctrica. Pero el sector tiene cuentas en rojo por todos lados y eso no será posible.

“Ya estamos trabajando rápidamente con la provincia de Buenos Aires. Y queremos hacer un horizonte de inversión de dos años, de inversiones en ese sentido, para ver si podemos ponerle un final a esto, que es uno de los problemas más comunes todos los veranos”, definió Darío Martínez en un diálogo con “Econojournal”, una web especializada en el sector energético.

“Hay un problema (en Buenos Aires y el Conurbano). El presupuesto no resiste resolverlo de acá al verano todo. Hay que hacer algo progresivo, nos va a llevar como mínimo dos años. Ojalá lo podamos hacer. El presupuesto no alcanza para todo. Pero lo tenemos como tema prioritario. Ojalá lo podamos hacer ya, sino será para más adelante”, planteó.

Los intendentes del Conurbano Sur llegaron a pedir la rescisión de la concesión de Edesur. Entienden que esa firma no realizó obras en sus localidades, algo que es negado por la empresa. “Estuve hablando con los intendentes. Se necesita una solución que hay que encararla en un proceso de mediano plazo, sino es imposible. Necesitamos que las obras se hagan, que las distribuidoras cumplan y que haya mayor control sobre las distribuidoras”, planteó Martínez.

Martínez anticipó que habrá actualizaciones tarifarias. “Ahora tenemos la tarifas congeladas por la pandemia. Si estamos trabajando en eficiencia en cuanto a los subsidios. Esto nos permite individualizar de manera eficiente quién la está pasando mal y no puede pagar la tarifa”, aclaró. El Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), cuyos datos recopila el ANSeS es una herramienta que puede ayudar a determinar esos subsidios, según el secretario de Energía.

El nuevo esquema de subsidios que piensa el Gobierno todavía está en proceso. Al que puede pagar, vamos a tratar de cobrarle el costo. Al que no pueda pagar, vamos a llegar de una manera más individualizado, subrayó.

Con los marcos regulatorios de la distribución eléctrica y de gas en total incumplimiento, los reguladores estudian sus próximos pasos. “Son responsabilidad de Enargas y ENRE. Están en todo su derecho de analizar una nueva revisión tarifaria integral (RTI) o tarifas de transición. Vamos a ver qué hacer desde el 31 de diciembre”, destacó Martínez.

El Gobierno propuso una refinanciación de las deudas de las distribuidoras con Cammesa, que alcanzaría tres meses de sus facturas. “Entendemos que tiene que las distribuidoras tienen que tener mayor voluntad de pago”, expresó. No quiere que las firmas “hagan caja con ello” (la refinanciación), pero si “que hagan obras”. Algunas provincias, que tienen el pago de generación eléctrica al día, se oponen a esa medida.

Clarín

Leave A Reply