Cristina dijo que la quieren condenar por “los 12 años del mejor gobierno de las últimas décadas” 

Apuntó contra los fiscales y mostró conversaciones entre José López y el empresario Nicolás Caputo, cercano a Macri.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner dijo hoy que “nada de lo que dijeron” los fiscales en el juicio por la obra pública en Santa Cruz “fue probado” y que “la condena ya está escrita”, mientras que afirmó que la quieren condenar por los “12 años del mejor gobierno que tuvo la Argentina en las últimas décadas”. 

“Nada de lo que dijeron fue probado. El juicio empieza con la ficción que relataron, durante cinco días los fiscales. No eran acusaciones, eran un guión y bastante malo por cierto”, sostuvo esta mañana la vicepresidenta tras el pedido de condena en la causa conocida como “Vialidad”.

Y agregó: “Además se comprobó que era exactamente al revés de lo que decían. Lo pudimos ver a través de los testimonios de más de 100 testigos citados por el Ministerio Público Fiscal”.

Desde el Congreso, CFK realizó esta mañana un descargo a través de un video en vivo que fue seguido en Youtube por 80 mil usuarios. El mismo surge tras los alegatos del fiscal Diego Luciani en los que pidió una condena de 12 años de prisión y la inhabilitación de por vida para ejercer cargos públicos.

El pedido de condena fue formulado por el fiscal Diego Luciani ante el Tribunal Oral Federal (TOF) 2, tras considerar que la exmandataria fue la “jefa de la asociación ilícita” a la que se acusó, además, de haber cometido el delito de administración fraudulenta en contra de la administración pública.

Además, tras los alegatos, el Tribunal Oral Federal (TOF) N° 2, integrado por Rodrigo Giménez Uriburu, Andrés Basso y Jorge Gorini, rechazó la solicitud presentada por la vicepresidenta para ampliar hoy su declaración indagatoria.

La vicepresidenta citó hoy textuales de varios testigos en los que se desmintieron las acusaciones. “Todos los testimonios propuestos por los fiscales colapsaron”, aseguró.

Además dijo que los fiscales “empezaron a buscar pruebas en otros juicios”, pero que “no leyeron”. “Se va a demostrar que además de mentirosos, los fiscales no trabajaron. No leyeron las pruebas que consta de 9 mil fojas”, apuntó contra Luciani y Sergio Mola.

En este fragmento, mostró varias conversaciones incluidas en la investigación que mantuvieron el exsecretario de Obras Públicas, José López (condenado a seis años de prisión por enriquecimiento ilícito), con el empresario Nicolás Caputo, “hermano de la vida” del expresidente Mauricio Macri, en las que se decían “amigo” y hablaban de distintas obras.

La vicepresidenta señaló que “había familiaridad” entre López y Caputo. “La cotidianeidad de las comunicaciones me llama la atención”, indicó. Y se preguntó: “¿No les llamó la atención a los fiscales y jueces esta familiaridad?”. “Serían un escándalo monumental según sus criterios, pero sorpresivamente no les llamó la atención”, subrayó.

También leyó otras conversaciones que mantuvieron López y el empresario Eduardo Gutiérrez, y señaló que el exsecretario de Obras Públicas “vivía en una casa de este señor” (en referencia a Gutiérrez).

“Si había un caso para poder investigar la corrupción era el de José López”, señaló. Y agregó: “¿Ustedes se enteraron de que Caputo haya sido citado o investigado? ¿Nadie investigó?”.

La vicepresidenta indicó que sí se comenzó a investigar, pero que pararon “porque aparecieron ellos en el ovillo, los macristas”. “No tengo la más mínima duda de que le dieron ellos los $US 9 millones (a López)”, agregó en referencia a la suma que llevaba el exfuncionario al convento de General Rodríguez cuando fue detenido.

Cristina dijo también que en Argentina “el lawfare” tiene “un paso más”. “Acá no se trata solamente de estigmatizar, confundir, acá protegen a los que verdaderamente roban”, aseguró. Y agregó: “Este partido judicial no solamente nos va estigmatizar a nosotros sino que los va a proteger a ellos”.

Además señaló que los 12 años del pedido de condena son los “12 años del mejor gobierno que tuvo la Argentina en las últimas décadas” y que es “un juicio al peronismo”. “Por eso me van a condenar”, señaló. “¿Quieren tomarse revancha? ¿De qué?”, se preguntó. Y sostuvo: “No me importa. Si naciera 20 veces, 20 veces haría lo mismo”. (DIB) MT