Comienza en el Senado el debate por la ampliación de la Corte Suprema

Hay tres proyectos en agenda, que comenzarán a discutirse este miércoles en las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia.

Este miércoles comienza a debatirse en el Senado la ampliación de la Corte Suprema de Justicia. La iniciativa es impulsada por el kirchnerismo, que cuenta con un proyecto propio, presentado por el puntano Adolfo Rodríguez Saá. También hay otras dos propuestas en agenda.

La discusión comenzará a las 12:30 del mediodía, en un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia.

Los proyectos que discute el Senado

Son tres iniciativas, presentada por tres legisladores de distintos espacios. 

En primer lugar, se encuentra la del senador por San Luis, Adolfo Rodríguez Saá, que propone elevar a 9 la cantidad de miembros de la Corte y busca federalizar la composición del máximo tribunal, con el nombramiento de jueces por regiones.

Esta iniciativa es apoyada por el kirchnerismo, que persigue la reforma de la justicia, en medio de la disputa por el Consejo de la Magistratura.

Otro de los expedientes en estudio es el presentado por Alberto Weretilneck, legislador de Juntos Somos Río Negro. El rionegrino es habitual aliado del kirchnerismo, y su proyecto contaría con el respaldo de la bancada oficialista. La iniciativa prevé elevar a 16 la cantidad de miembros del máximo tribunal. A su vez, busca garantizar el federalismo y la paridad de género en la Corte.

Por último, se encuentra la propuesta de la riojana Clara Vega. Ésta no prevé, en principio, la ampliación del máximo tribunal, sino la aplicación de la paridad de género.

La legisladora asumió por Juntos por el Cambio en diciembre de 2019, pero el año pasado saltó al oficialismo peronista.

Actualmente, la Corte está integrada por cinco miembros. Sin embargo, tras la renuncia de Elena Highton de Nolasco, funciona con cuatro magistrados: Horacio Rosatti (presidente), Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti.

A simple vista, Juntos por el Cambio se mantiene al margen de la discusión, sin proyecto propio y sin ningún tipo de acuerdo con los legisladores que presentaron las otras propuestas.

Sin consenso con el principal frente opositor, resulta difícil pensar que la reforma obtenga una sanción definitiva.

Filo News