Carrió hizo estallar la interna de Juntos y Bullrich la cruzó: da “un espectáculo degradante”

La líder de la Coalición Cívica acusó a referentes de Juntos por el Cambio de hacer negocios con el massismo y la presidenta del PRO le respondió.

La interna opositora llegó a su punto más caliente luego que la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, acusara a referentes de Juntos por el Cambio de hacer negocios con el massismo, mientras que la presidenta del PRO, Patricia Bullrich le salió al cruce al sostener que entrega “un espectáculo degradante”.

Todo comenzó cuando Carrió apuntó contra varios miembros de Juntos por el Cambio por “hacer negocios” y tener “sociedad con el massismo”, como el caso del diputado nacional y aspirante a gobernador Cristian Ritondo. “En el Gobierno de María Eugenia Vidal, la amistad y eventuales negocios entre Ritondo y Massa eran absolutos. Lo que vi en la Cámara, Massa con Monzó, que son íntimos amigos, jugando directamente con el massismo y ahora también es escandaloso”, lanzó “Lilita”.

“Lo de Frigerio con Massa, apoyando a todos los candidatos massistas en las provincias y denigrando a los candidatos de JxC en las elecciones presidenciales de 2019 lo vi yo y se lo dije a Macri”, arremetió en TN. Y continuó: “El candidato de Frigerio en Salta era Sáenz, massista. El vicegobernador de Gerardo Morales, también de Massa. La fundación INECO, donde está Manes, tenía como patrocinio a Banco Macro, que es los negocios de Salta, Corrientes, Misiones, Chaco”.

Después de una primera tanda de declaraciones, Carrió ratificó su postura en otra entrevista en el canal LN+. Allí afirmó que “la caja de Aysa antes era de Frigerio”, que “Monzó tenía negocios con Massa” y que Gustavo Ferrari, exministro de Justicia bonaerense, era “muy massista y de negocios con el massismo”. Y si bien rescató la figura de Mauricio Macri, lanzó: “Estaba como atragantada de no poder decir algunas cosas en el nombre de la unidad”.

Frente a este panorama, Bullrich rompió el silencio y le salió al cruce con un fuerte hilo en su cuenta oficial de Twitter: “Como presidenta del PRO no puedo ver con buenos ojos el espectáculo degradante de Elisa Carrió, al golpear a dirigentes de Juntos por el Cambio objetando sus conductas éticas. Y esto sin mirar la propia y la de sus aliados. Basta, Carrió”.

“Se tiene que terminar la impunidad de la palabra. Degradar a Gerardo Morales, presidente de la UCR y gobernador de Jujuy; a Cristian Ritondo, presidente del Bloque PRO de la Cámara de Diputados; a Emilio Monzó, diputado nacional por JxC; a Rogelio Frigerio, diputado nacional por el PRO y candidato de JxC en Entre Ríos; a Gerardo Milman, vicepresidente del Bloque PRO en la Cámara de Diputados, y a Facundo Manes, diputado nacional por la UCR, para defender posiciones de poder de su fuerza, no es aceptable”, completó.

Aunque aclaró que no siempre coincide con ellos “en sus posiciones”, advirtió: “No aceptaré el insulto a nuestros dirigentes, ni a otros que conforman nuestra coalición. No vale todo. No vale eso de que ‘porque es Carrió nadie la enfrenta’”.

“Como presidenta del PRO digo basta y no me callo. La unidad es la herramienta más potente contra el kirchnerismo. Quien atente contra ella pone en riesgo la construcción del cambio que sueñan millones de argentinos”, cerró. (DIB) FD