“Sexy por accidente” y “¿No es romántico”, dos películas para hablar de actitud, por Julieta Pellieri