El fiscal Francisco Furnari le imputa agravantes penales al suboficial retirado de la Policía bonaerense involucrado en el asesinato del animal en el barrio Centenario. El lamentable suceso se produjo en junio pasado en calle Balboa al 500.

En las últimas horas se conoció por fuentes cercanas a la investigación que la causa por la muerte del perro “Mondongo”, ocurrida el 16 de junio en horas de la mañana en calle Balboa al 500 del barrio Centenario, podría ser elevada a juicio oral y público. El pedido fue realizado por la Fiscalía ante el Juzgado de Garantías Nº 2 que preside Julio Caturla, que deberá determinar las acciones a seguir en la causa que se inició de oficio.

El exefectivo policial con retiro activo acusado de matar de un balazo al animal se encuentra acusado de los delitos de en los términos crueldad animal del artículo 3 inciso 7, en relación al artículo 1 de la Ley 14.346; amenazas (artículo 149 bis y 189 bis del Código Penal) y tenencia ilegal de arma de guerra (artículo 189 bis del Código Penal Procesal), todo en concurso real (artículo 55 del Código Penal).

El fiscal entendió que correspondía agravar la figura de Crueldad Animal, atento a que el imputado mató por perversidad a un animal indefenso. La acusación de la Justicia ha contado con la colaboración del Municipio para realizar el procedimiento de intervenir sobre el cuerpo del animal y realizar los distintos informes veterinarios que acreditaron las causas de la muerte.

“Mondongo”

Martha Orlandi fue secretaria del exColegio Nacional durante muchos años y desde su reciente jubilación se ha dedicado de lleno a asistir a animales en situación de calle.

Los perros y gatos callejeros del barrio Centenario son su pasión y entretenimiento cotidiano, que le demandan gran cantidad de horas del día para alimentarlos y asistirlos.

Ella adoptó al perro y junto a su hermana Alicia lo bautizaron como Mondongo al incorporarlo a sus vidas. Hasta que en la mañana del 16 de junio pasado, este animal tan querido fue asesinado de un disparo de arma de fuego.

La violenta muerte de Mondongo conmocionó a los vecinos del barrio que no tardaron en dar a conocer la sangrienta historia en las redes sociales y señalar al presunto autor.

Las agrupaciones protectoras de animales fueron con el correr de los días difundiendo lo ocurrido a través de páginas de Facebook y por distintos grupos de WhatsApp, de lo cual se hicieron eco distinto medios de esta ciudad.

Al tomar conocimiento del hecho, el fiscal Francisco Furnari, decidió actuar de oficio -a pesar de que no existía denuncia penal alguna-, y ordenó iniciar una investigación para dar de inmediato con el sospechoso, ante la posible comisión de un delito de acción pública, que encuadraría en la figura penal de maltrato animal.


LA OPINIÓN

Comments are closed.