Pesar por el fallecimiento de uno de los ciclistas de mayor trayectoria en Pergamino

Ernesto Víctor Muzzioli falleció el domingo a los 89 años de edad.

El ciclismo de Pergamino vive con hondo pesar el fallecimiento de uno de los deportistas de mayor trayectoria en la ciudad este domingo por una afección de salud. Ernesto Víctor Muzzioli falleció a los 89 años el domingo.

Recordando una nota del Semanario El Tiempo allá por el año 2012, unos días antes de que Víctor Muzzioli fuera a disputar lo que podía llegar a ser su última carrera oficial dentro del ciclismo en el “Argentino Master de Veteranos” en Neuquén. Nacido en Arrecifes y radicado luego en nuestra ciudad, confesó que su historia en el ciclismo había comenzado a los 14 años, un 9 de julio de 1947.

“Tenía un amigo que era vecino mío en el campo que me invitaba siempre a correr en bicicleta porque él sabía que a mi me gustaba mucho. Un cierto día me animé y fuimos a correr una carrera que se organizó en el “Triangulo de Arrecifes” y esa primera carrera la gané. A partir de ese momento comencé a participar de cuanta carrera de hiciera en la zona hasta que en el año 54´ me fui a Buenos Aires para competir durante seis años, en dónde entre otras cosas logré ser representante argentino de ciclismo en Interlagos, Brasil”. 

Haciendo referencia al ciclismo en ese momento, Victor Muzzioli comentó: “Hoy se están muriendo los semilleros de ciclistas. Hay que volver a las viejas escuelitas de ciclismo. Recuerdo que en Pergamino yo encabezaba la “Escuelita de Ameghino”, de dónde salieron los mejores ciclistas, les puedo nombrar a Anías, Javier Herrera, Hugo Prattisoli, Filomeno, entre otros que me debo estar olvidando, todos estos chicos fueron campeones argentinos. Para eso hay que volver a llevar la actividad al “Circuito Panorámico”. No puede ser que los chicos de Pergamino vayan a correr a otras ciudades”. Victor Muzzioli le puso hoy alas a su bicicleta y deja un legado que espero, de una vez por todas, la gente del ciclismo pueda concretar. Soñó con tener un lugar para hacerlo y ese fue “El panorámico”.

El ciclismo de la ciudad tiene una deuda con todos aquellos que lo engrandecieron y llevaron su nombre a lo más alto del podio. La escuela de ciclismo sigue siendo “la charla” de muchos y la tarea de pocos… ¡Hasta siempre, campeón!

El Tiempo de Pergamino