Pergamino organizó una Jornada de Actualización Bromatológica para los municipios de la Provincia

Esta mañana se llevó a cabo una Jornada de Actualización Bromatológica en el Auditorio de la Biblioteca Menéndez con el objetivo de unificar herramientas de control. La actividad fue organizada por la Secretaría de Salud de la Municipalidad de Pergamino, a través de la Dirección de Bromatología.

La disertación estuvo a cargo del médico veterinario Hugo Palópoli, docente de la Universidad de Buenos Aires y auditor nacional de Industria Alimentarias, y estuvo dirigida a funcionarios de organismos municipales de la Provincia de Buenos Aires que desarrollan tareas de control y seguridad alimentaria.

“En Pergamino siempre apostamos a la capacitación y el perfeccionamiento del personal. Siempre estamos compartiendo con las aéreas de Bromatología regionales. Aprovechamos esta jornada y la sapiencia y la experiencia del doctor Hugo Palópoli que nos acompaña y viene a compartir todo su saber y a perfeccionarnos”, dijo la secretaria de Salud María Martha Perretta.

Asistieron a la jornada, los equipos de Pergamino, Vicente López, Tornquist, Carmen de Areco, Ramallo, Lujan, Ameghino, San Nicolás, Salto, Rojas, Olavarría, Bragado y 3 de febrero.

Por su parte, la directora de Bromatología de Pergamino Sabina Salvarezza aseguró: “Es un placer compartir este tipo de eventos con todas las Bromatologías de la Provincia de Buenos Aires. Tenemos la Comisión de directores de Bromatología de la Provincia de Buenos Aires y la Comisión de Región Sanitaria IV en la cual compartimos y hacemos reuniones. Y estas capacitaciones son fundamentales para revalorizar el trabajo de las Bromatologías en la salud pública”

El reconocido disertante de la jornada, Palópoli destacó el intenso trabajo de nuestro municipio en la temática y afirmó: “Bromatología es salud. Es un organismo de prevención. Lamentablemente la Provincia de Buenos Aires forma parte de ese núcleo de enfermedades endémicas como Triquinosis, Síndrome Urémico Hemolítico, y otras tantas enfermedades que a través de los alimentos se van a transmitir. Es decir que el trabajar en prevención es la metodología más saludable que puede tener un municipio, un organismo”
“Los servicios tienen que profesionalizarse, tienen que ser cada vez más técnicos, y se debe promover una interrelación entre el que tiene que controlar y el que produce, tiene que haber una comunión, no tiene que haber un antagonismo. Es un trabajo continuo, lento, a veces hasta engorroso en el tiempo, pero da frutos muy importantes”, agregó.

En tanto aseguró que “hoy el consumidor es más exigente, se queja, es capaz de presentar una denuncia, y gracias a Dios por eso, porque ha movilizado a los organismos de control, de salud, de prevención”-

“Saber que todos los años vamos a tener entre 300 y 500 chicos enfermos por SUH, un 2% que fallece, ya es un llamado de atención muy importante. Porque eso se corrige con un elaborador educado. Los cursos a manipuladores, a los que elaboran, producen y comercializan es fundamental a nivel de los municipios. Y Pergamino en eso está haciendo punta”, concluyó.