“Pedimos que se revoque la prisión domiciliaria para que Urquiza sea enviado a una unidad penal”, dijo la mamá de Vito

Alejandra Otero habló sobre el fallo de la Cámara de Apelación de Junín, cómo seguirán las actuaciones y sobre el comportamiento de la justicia en caso Vito Otero.

El viernes 24 de junio la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal del Departamento Judicial de Junín confirmó en segunda instancia el fallo que condenó a Alejandro Urquiza a tres años de prisión domiciliaria por su responsabilidad en el siniestro vial en el que perdió la vida el joven Vito Otero, ocurrido la madrugada del 9 de septiembre de 2017 en la intersección de las calles Estrada y Larrea.

En este segundo fallo de la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Junín le quitó en su sentencia el agravante de ‘culpa temeraria’  que pronunció en primera instancia el Juzgado Correccional 2 de Pergamino el 4 de abril de 2022. Al respecto, el Tribunal entendió que “temeridad” y “culpa” son conceptos jurídicamente equivalentes. “Temeridad significa culpa, debiéndose entender por dicha fórmula una grave infracción de las normas de cuidado, “un evidente incumplimiento de los más elementales deberes de prudencia en la conducción de un automotor”. Así, conducta temeraria equivale a imprudencia “grave” y conducta imprudente es siempre una conducta temeraria.

Alejandra Otero, la mamá de Vito, habló en exclusiva con Diario Núcleo sobre la segunda sentencia a Alejandro Urquiza y acerca de cómo piensan actuar de aqui en adelante.

– ¿Cómo se encuentran luego del fallo de la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Junín?

 Seguimos en esta locura de transitar el camino de la justicia que a veces le querés encontrar la lógica porque es inentendible. ¿Por qué tantas vueltas? Un loco al volante alcoholizado te mata a tu hijo y hace cinco años que seguimos con esto. Si bien la sentencia bajó la condena en 10 meses por no considerar la culpa temeraria, lo que hizo fue ratificar la culpabilidad. Además le añadió un año más de inhabilitación para conducir. Ahora nosotros quedamos en un limbo porque si bien ratifican la culpabilidad, Urquiza Rueda continúa cumpliendo una domiciliaria.

– ¿Cómo piensan seguir luego de esta segunda sentencia?

– Hoy presentamos el pedido de revocación del arresto domiciliario ante la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Junín para que lo cumpla en una unidad penal. Estamos a derecho de pedir que se termine la domiciliaria que le dictó el juez Salguero luego de las dos instancias. Probablemente se tardarán unos días para responder y seguramente la otra parte, al no poder apelar más, presentará recursos extraordinarios. Después de dos instancias que demostraron su culpabilidad Urquiza Rueda tendría que ir a una unidad penal.

– ¿Creen que es posible que se acepte este pedido que acaban de realizar?

– La verdad es que no lo sé. Me parece una locura que Salguero haya dictado tres años en suspenso luego de haber escuchado el alegato de la fiscal. Aún me retumban esas palabras, “la pena no repara”. Tenemos todas las expectativas en que Cámara de Apelaciones en lo Penal de Junín acepte el pedido, ojalá que así sea. Sería una manera de tener mínimamente algo de justicia porque nada va a reparar este dolor, así fuera una perpetua. Acá la única víctima es Vito que a los 27 años perdió la vida porque lo mataron.

– ¿Cómo viste el accionar de la justicia en este caso?

– Lo que veo al estar junto a la gente de “Madres del dolor” es que es un camino doloroso e impiadoso de mendigar justicia por la muerte de un hijo o de un hermano ante un siniestro. Cuando tuvimos alguna herramienta de la cual aferrarnos que fue la ‘culpa temerosa’ viene Junín y la baja. Ahora quedaron esos tres años de prisión efectiva y es por lo que tenemos que pelear. Lo que no queremos es dilatar los tiempos porque Urquiza está hace dos meses cumpliendo la pena y el tiempo corre. Nos costó un montón que le pusieran la pulsera de geolocalización, en un primer momento lo controlaba el personal del Destacamento de Urquiza y nosotros nos negamos a esto, y luego de hacer un montón de cosas logramos hace un mes que tenga un dispositivo especial a través de un celular para controlar que cumpla con el arresto. Ojalá toda la justicia y los ciudadanos comprendan lo que significa conducir un auto imprudentemente, tienen que entender que si manejás a velocidad excesiva y alcoholizado podés matar, como pasó con mi hijo.

Diario Núcleo