Martha Orlandi encabezó el acto junto a integrantes de organizaciones protectoras de animales, concejales, el fiscal de la causa y público en general.

El domingo a la mañana en Balboa entre San Nicolás y Alvear descubrieron la placa en el monolito que recuerda a Mondongo, el perro asesinado el pasado 16 de junio en ese mismo lugar.

El acto estuvo encabezado por la dueña de la mascota asesinada, Martha Orlandi, y mujeres que integran distintas agrupaciones de protección animal como Rescataditos Pergamino y Rincón Animal.

Además de personas del barrio Centenario y distintos puntos de la ciudad, participaron de la ceremonia distintas autoridades que, de alguna manera, se han involucrado en este conmocionante caso.

En este sentido, estuvieron presentes el fiscal de la causa Francisco Furnari y los concejales Diego Basanta y Guillermo “Willy” Aiello; quienes acompañaron el proyecto de ordenanza para la colocación del monolito en la vereda de la Escuela Primaria Nº 53.

La oradora del acto fue Martha Orlandi, la exsecretaria del Colegio Nacional (Secundaria Nº 5): “Mondongo, nuestro querido perro. El disparo perverso no pudo terminar con sus juegos ni con sus alegrías. En este lugar todavía estás jugando. Por el recuerdo y por la vida de todos los animales caminaremos siempre con tu incasable y fiel compañía. Este pretende ser un grito a viva voz por el ¡Basta! a la cueldad animal ¡Basta! por el maltrato. Porque los animales son también seres que sufren y sienten. pero también tiene que ser un llamado a la conciencia de toda la sociedad para que la tenencia de todos los animales sea siempre una tenencia comprometida y responsable. Desde este lugar y desde hoy será el símbolo de todos los animales, quiero convocar a los hacedores de la Ley para que también se hagan eco de esta parte de la comunidad que está pidiendo la revisión de la Ley 14.446 por el maltrato animal que sus clausulas sean impulsadas hacia la firmeza y la rigurosidad que corresponden. Quiero citar la frase del precursor de la paz Mahatma Gandhi: La grandeza de una sociedad y su desarrollo moral pueden ser juzgada por la forma que tratan a los animales. En nombre de quienes amamos a los animales les doy las infinitas gracias”, concluyó.

La vecina del barrio Centenario agradeció a las personas que la acompañaron y junto al vecino Darío Aita y el sub comisario Juan Carlos Rubies (de la Comisaría Segunda) descubrieron la placa.

Semanario El Tiempo

Leave A Reply