Ayer en La Violeta la Municipalidad buscó dar con positivos de COVID. A las pocas horas, la Policía buscó a un asesino que mató, mutiló y despedazó a un hombre.

En el día de ayer, el pueblo de La Violeta se convirtió en el centro de todas las miradas. La localidad que pertenece al Partido de Pergamino fue protagonista: en el mismo día, la Municipalidad buscó nuevos casos positivos de COVID con un operativo sanitario y, horas después, la Justicia rastrilló la zona para dar con un asesino.

Buscando nuevos COVID positivos

Tal como había adelantado PUNTOS DE VISTA, la Secretaría de Salud de Pergamino cuenta con un “mapa del calor” en el que tiene georreferenciados los casos positivos, los aislados y los sospechosos y, con esta información, hace semanas que comenzó a instrumentar los “trabajos de campo” en los que, casa por casa, testean a las personas en busca de nuevos positivos.

Ayer le tocó a La Violeta, el pueblo que pertenece al Partido de Pergamino y cuenta con alrededor de 1000 habitantes. “Hoy tenemos varios infectados y aislados en nuestra localidad. Por eso le pedimos a la Secretaría de Salud del municipio que nos visite para testear a la población”, dijo el delegado Daniel Esordi, quien aseguró que los vecinos recibieron muy bien a los equipos de trabajo que se presentaron en el pueblo para llevar a cabo el operativo.

“Nos acercamos con esta estrategia de aumentar los testeos y salir al terreno para captar pacientes con síntomas y que puedan ser sospechosos de Covid-19. Recibimos la inquietud del Delegado, de la enfermera, y del médico del pueblo, ante la presencia de algunos casos, que tienen que ver con trabajos y actividades laborales de los vecinos tanto en Pérez Millán como en Ramallo. Decidimos llegar a la localidad y acompañar a los vecinos”, resaltó la secretaria de Salud María Martha Perretta.

En busca del asesino

Lo que los violetenses no se esperaban era que, horas después, la Justicia estaría buscando a un asesino en las calles del pueblo.

“En relación al homicidio ocurrido en Ruta 9 jurisdicción de San Nicolás se solicita que den conocimiento a este Comando de prevención Rural en caso de visualizar masculino entre 25 y 30 años de contextura física delgada, estatura media, que podría estar con el torso desnudo, descalzo, con una bermuda o un pescador oscuro, puede ser que tenga manchas de sangre en la ropa y heridas en las manos”, alertó la Policía a los oficiales en un grupo interno.

La búsqueda del hombre está relacionada con un brutal asesinato ocurrido en San Nicolás en el que un hombre de 69 años fue asesinado a puñaladas, mutilado y eviscerado en una chacra ubicada a metros de la la autopista Buenos Aires-Rosario.

La víctima fue identificada como Juan Carlos Donato, cuyo cuerpo fue hallado este jueves cerca de las 20 en un galpón de la chacra, donde fue atacado por un “enajenado” que, tras apuñalarlo “le cortó la nariz, la lengua, le quitó los dientes y le arrancó las vísceras”, según detalló a Clarín el fiscal a cargo de la causa, Julio Tanus.

Al llegar la policía al lugar encontraron el cuerpo sobre un charco de sangre y las paredes manchadas. “Un horror”, según lo definió el fiscal del caso, quien reconoció no haber visto nunca un cuadro semejante.

Los investigadores aseguraron que el asesino usó un arma blanca, con el que primero apuñaló a la víctima y luego prácticamente lo desmembró. También descartaron los móviles habituales, como robo o ajuste de cuentas.

El hecho ocurrió entre las 18.30 y las 19.45 de este jueves. Donato volvía a su chacra con su mujer, a la que dejó unos tres kilómetros antes de llegar, porque iba a completar el recorrido caminando para hacer ejercicio.

Dos testimonios recogidos por el fiscal parecen ser claves. Ambos indican que horas antes del hecho vieron que en la tranquera del campo había una persona, de remera rosa, a los gritos y gesticulando. Cuando los policías entraron al cuarto donde estaba el cuerpo de Donato, hallaron esa prenda.

Además de la prenda rosa que dejó en la escena del crimen, los investigadores cuentan con otro elemento para buscar identificarlo: las zapatillas que dejó en el lugar. Son de un tamaño pequeño y estiman, por algunas características, que se trataría de una persona de baja estatura.

Con información de Semanario El Tiempo


Leave A Reply