Hoy comenzó la entrega de semillas para huertas familiares, escolares y comunitarias

En el marco de la Campaña Otoño – Invierno la Secretaría de Desarrollo Social del municipio y el INTA iniciaron hoy la puesta en marcha de la entrega de semillas para llevar adelante huertas familiares, escolares y comunitarias.
Se brindará asistencia técnica y capacitación.

El secretario de Desarrollo Social Paolo Bonanno expresó: “Como todos los años, llevamos a cabo este Programa ProHuerta. Una política pública gestionada en conjunto con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), que promueve la Seguridad y Soberanía Alimentaria, a través del apoyo a la producción agroecológica y el acceso a productos saludables para una alimentación adecuada”

Cabe recordar que el Programa está dirigido a familias y organizaciones de productores y productoras en situación de vulnerabilidad social.

El municipio pondrá a disposición los Centros de Desarrollo Comunitarios de los barrios, donde los vecinos podrán retirar las semillas.

“Las familias podrán acceder a estos insumos y tener así su propia producción de alimentos frescos, a través de verduras y hortalizas”, dijo la responsable de Pro Huerta Pergamino Ana Laura Rossi.
Y agregó: “Para aquellos que se inician o quieran hacer algún intercambio sobre algún problema que les suceda en la huerta, se realizarán 3 capacitaciones, sumado a la entrega de insumos que se hará en el CDC Otero, CDC José Hernández, y en el barrio Güemes”

Con este Programa se le da impulso a las huertas y granjas agroecológicas (familiares, escolares y comunitarias/institucionales).

Por ultimo, el subsecretario de Desarrollo Social Daniel Tamblay indicó que “es un Programa que funciona siempre muy bien”

A continuación se detalla el cronograma de capacitaciones:

Desde un abordaje territorial integral y una perspectiva de desarrollo sostenible, este Programa impulsa la utilización de técnicas productivas amigables con el ambiente, el aprovechamiento de recursos locales y el uso de tecnologías apropiadas que mejoran el hábitat y la calidad de vida de las familias productoras y sus comunidades.