Debido al no cobro de los subsidios, desde la firma que hace 19 años maneja el transporte público de Pergamino aseguraron que les queda combustible solo para dos días.

Hace años que los reclamos acerca de la situación de La Nueva Perla son constantes. Los apoderados de la firma, los hermanos González, aseguran que el balance de la empresa es negativo. Esto, sumado a la situación de la pandemia.

“Si se sigue en esta situación, no nos queda mucho tiempo”, expreso Alfredo González, titular de La Nueva Perla. Al mismo tiempo, agregó: “hay combustible para funcionar hasta el miércoles, después de ahí no tenemos ninguna manera de sacar los colectivos a la calle, sin ayuda concreta y efectiva en poco más de 96 horas La Nueva Perla tendrá que detenerse”.

“La situación es crítica debido a no poder afrontar los costos operativos de la empresa, ya que los subsidios que se reciben no son suficientes”, reiteró González, uno de los propietarios de la concesionaria del transporte público local, y a diferencia de otras advertencias que se fueron dando por la crisis financiera de la compañía, en este caso el agravante se presenta porque ahora ni siquiera los montos subsidiados permiten cubrir los gastos mínimos e indispensables que mensualmente tienen.

“Estamos demorados con los sueldos y los aguinaldos, producto de lo mismo: subsidios atrasados”, explica González casi sin encontrar una salida en lo inmediato y reconoce que en estos tiempos “el servicio funciona al 50 por ciento de lo normal” porque de tener en las calles mayores frecuencias directamente sería imposible cumplir con las demandas económicas que ello implica. 

Hoy, desde las 9.30 horas, los choferes comenzaron una reunión con la Comisión de Transporte del Municipio.

Comments are closed.

Atlantisbahis - timebet -
Ultrabet
-

Betkanyon

- Megapari - Baymavi