Con agentes de Tránsito, Patrulla, Defensa Civil, voluntarios de Dirección de Juventud, Subsecretaría de Deportes y hasta Concejales, las plazas y parques estuvieron controladas en la mañana y tarde de ayer.

21 de septiembre. Todos los años Pergamino es una fiesta. Las principales plazas de la ciudad —además del Parque Municipal y Parque España— explotan de jóvenes que, en rondas, se juntan a tomar mates y a compartir la tarde. Pero, este año, el ritual de bienvenida a la nueva estación no pudo ser. Las plazas estuvieron copadas de controles y las imágenes hablan por sí solas: el operativo, finalmente, funcionó.

Orgullosa, la Municipalidad difundió imágenes de los puntos de encuentro más habituales para los jóvenes en las que no se veía a nadie: tan solo a algún que otro inspector o voluntario esperando disuadir a un grupo que no llega.

Mientras tanto, en las horas de la tarde de ayer muchos se preguntaban en redes: ¿dónde están los chicos? ¿Se fueron a otro lugar más escondido de los ojos de las autoridades? ¿Al aeroclub, quizás? Algunos hablaban de las inmediaciones de la autopista donde, según se vio, no había más que algunos autos.

Luego de una campaña que, al principio, parecía tardía, la Municipalidad activó el plan con todo el arsenal: personal voluntario de la Dirección de Juventud, miembros de Defensa Civil, patrulla urbana, personal de Tránsito, gente del programa de estacionamiento Simple y hasta concejales de Juntos por el Cambio custodiaron las plazas vacías.

Después de conjeturas en la mañana del lunes que, de forma pesimista, avizoraban una rebeldía adolescente frente a los agentes de la Municipalidad, finalmente las cintas oficiando de vallas coparon las plazas y los parques y pudieron más.

Tal vez, para otro año, las siguientes imágenes quedarán guardadas como un recuerdo de la primavera que no fue.

Comments are closed.