A fines de marzo, cuando desde el Gobierno nacional instituyó el aislamiento social, preventivo y obligatorio, muchas actividades se vieron obligadas a cerrar sus puertas. Ese fue el caso del Bingo Pergamino, que detuvo su funcionamiento hasta ayer, día en el que, nuevamente, abrió sus puertas.

Con protocolos especiales habilitados desde el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, la casa de juegos funciona solo en un sector determinado, con elementos de higiene y con modalidad «burbuja».

«Si hay apostadores que saben que están dentro del grupo de riesgo, no deben de venir», solicitaron desde la institución en un informe difundido a los medios de comunicación. Además, aclararon que los empleados trabajan rotándose por semana con el objetivo de «garantizar una mayor seguridad sanitaria».

Asimismo, se indicó que los días 24, 25 y 31 de diciembre y 1 de enero las salas de juego permanecerán cerradas: «Los casinos y bingos instalados en la provincia de Buenos Aires estaban cerrados desde el 20 de marzo pasado», indicaron.

Leave A Reply