Pese a que, personalmente, no «está a favor del aborto», el diputado sostuvo que no se puede «negar la realidad que vivimos».

Luego de que, durante la semana pasada, la Cámara de Diputados aprobara el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo, a nivel nacional comenzaron los escraches a los diputados que votaron a favor y en contra.

Ese fue el caso de Lisandro Bormioli, diputado nacional del Frente de Todos por la Provincia de Buenos Aires, que sostuvo en una entrevista que nunca ha participado de una marcha ni «pañuelazo»: «Si me preguntan si estoy a favor del aborto, mi respuesta es no. Pero no puedo negar la realidad en que vivimos ya que hay muchos embarazos no deseados que terminan siendo interrumpidos en prácticas abortivas que se dan en la clandestinidad y en la que se pone en riesgo la vida de las mujeres. Además soy un legislador que ejerce su trabajo con vistas a la ampliación de derechos y poniéndome de manera empática en lugar del otro en este caso en lugar de las mujeres, para asegurarles la misma calidad de atención sanitaria a todas». Y agregó a sus argumentos que «en Argentina murieron más de 3 000 mujeres desde el retorno de la democracia en prácticas abortivas, además son miles las mujeres que año a año recurren a la clandestinidad, poniendo en riesgo su vida y atravesando situaciones espantosas».

Luego de ser «escrachado» por grupos denominados «provida» en redes sociales, Bormioli afirmó que votó a favor por considerar que es una ley que «busca bregar por la igualdad de derechos de las mujeres en una problemática que es transversal a todos los sectores sociales y para eso es necesario visibilizar la situación problemática y que el Estado otorgue las herramientas a las mujeres para quesean ellas las que puedan decidir sobre su cuerpo».

Con información de La Opinión de Pergamino

Leave A Reply