Época de toma de tierras y acampes. ¿Espontáneos? No, siempre hay un dirigente político detrás de esas acciones. 

Casi como un axioma debemos decir que cuando vemos o escuchamos que hay una toma de tierras o terrenos, detrás de estos vecinos, que se usan como escudo, hay algún dirigente que dice ser político. 

Por lo general, los vecinos, a pesar de su estado de desesperación ante semejante situación de calle o falta de vivienda donde vivir no se les ocurren tomar un terreno que saben que no les pertenece. Cuestiones relacionadas con valores de dignidad, aceptación de reglas básicas de convivencia dentro de un sistema de organización política y económica o la propia educación impartida desde la escuela en su momento. 

Claro está que si ocurren estos acontecimientos es porque hay un grupo de vecinos, en este caso de la ciudad de Pergamino, que no tiene donde vivir. Es decir, si todos tendríamos resuelto el tema de la vivienda, la toma de tierras no tendría razón de ser. El problema de viviendas no solo está planteado en los sectores más vulnerables que son los que se llevan la peor parte de esto sino también en las clases medias que se quieren independizar de sus padres o formar pareja. 

Lo que ocurre es que desde nuestro Estado (Nación, Provincia o Municipio) no se hace nada para paliar dicha situación. 

Lo de los dirigentes políticos detrás de las tomas o de los acampes en la Plaza Merced es despreciable. Especulan con la situación de vulnerabilidad de ciertos grupos sociales. Indigna escuchar que hablan de dignidad. Exponen a los vecinos como animales. La cara visible siempre son embarazadas y con niños pequeños. Golpe bajo si los hay. 

El Secretario de Desarrollo e Innovación Social, Lucas Marino Aguirre, dijo que en la reunión del Estado municipal con los representantes del acampe de la Plaza Merced, estos le solicitaron al Municipio de Pergamino cuatrocientos terrenos y un listado con las casas y departamentos desocupados de la ciudad. Estamos a un punto de romper con las reglas básicas impuestas por el sistema en el que vivimos tal como la propiedad privada. La respuesta a esta demanda fue, obviamente, negativa. 

Para solucionar un problema el primer paso es comenzar por reconocerlo. Sin ello, es imposible cualquier solución. 

¿Cuánto hace que Pergamino no realiza un Plan de Integral de Viviendas? ¿Lo hizo en algún momento? ¿Cuántas viviendas faltan en Pergamino?  

Les dejo como consigna para que comiencen a tomar conciencia del grave problema en el cual estamos metidos los pergaminenses.  


por Pedro Rossi | Director de Puntos de Vista | pedrorossi@live.com.ar

Share.

Leave A Reply