Hoy se vota. El vecino tiene una mezcla de expectativa y angustia. Será fundamental el discurso del ganador y el perdedor para pasar la transición en tensa calma.

Hoy votamos en la Argentina. Día de fiesta democrática que practicamos de manera ininterrumpida desde octubre de 1983. Sin dudas, en medio de una tensa calma.

Mañana será otro país. Con más incertidumbre de la que estamos acostumbrados. Argentina es un país en el que las reglas de juego se cambian de manera permanente y eso hace que los que vivimos en estas fronteras seamos capaces de tolerar cualquier vendaval. Pero lo que se viene es complejo en términos políticos, económicos y su consecuencia social.

Se vienen tiempos de arremangarse. Nuevamente. Siempre y después de cada devaluación, siendo un poco más pobres que antes.

Pero en la verdadera pobreza se encuentra un tercio de la población. Pasan los gobiernos y con ellos las ilusiones de vecinos que creen que se les mejorará un poco su calidad de vida.

Los discursos del ganador y perdedor de las elecciones serán fundamentales para poder prever lo que se nos avecina. Sin triunfalismo, sin revanchas, sin rencores. Algo que nos incluya a todos ya cansados de una grieta que solo le sirve a los que están en el poder o quieren llegar a él.

Ojalá que de una vez por todas, nuestra clase dirigente se ponga los pantalones largos y piensen en políticas de largo plazo.


Lic. Pedro Rossi | Conductor de SinRodeos (Radio Data 96.1 – www.datapergamino.com.ar) y Políticamente Incorrecto (TV Pergamino) | Docente de la Facultad de Cs. Económicas de la UCA y UNNOBA, ISFDyT Nro 5 | Consultor en Desarrollo de Organizaciones | pedrorossi@live.com.ar

4 comentarios

Leave A Reply