Los dirigentes comunican todo a través de redes sociales, videos y audios. 

¡Qué épocas aquellas donde los funcionarios hablaban¡ 

Los resultados no eran muy distintos a los actuales pero al menos a través de su palabra ante los medios de comunicación, los considerados serios y confiables como también los más chicos y marginales, daban información y esta generaba cierta confianza y algo de certeza. 

Esa sana costumbre se ha perdido en Pergamino. 

El Intendente habla con los medios que él considera confiables. 

Los secretarios, salvo excepciones, no hablan. No se si no los dejan, no se animan o no saben qué decir. 

En las instituciones, ante algún conflicto, las partes enfrentadas salían a dar la cara ante un micrófono. 

La situación cambió. 

Hoy los funcionarios se amparan en distintas alternativas que, a mí juicio, desinforman en lugar de informar. 

Estas formas son unas aburridas conferencias de prensa, audios y videítos por WhatsApps, se contestan preguntas armadas previamente a través de redes sociales o se hacen virales proclamas leídas en asambleas, entre otras formas. 

La pregunta fuera del esquema prefijado, molesta. 

Preguntar por datos concretos o brindar información cuantitativa es como pedir la composición de la vacuna.     

Por estas horas hemos pasado nuevamente a Fase 3, supongo por la cantidad de casos positivos. Digo “supongo” porque no conocemos cuál es el parámetro para tomar dicha decisión. 

Me llegan consultas de vecinos expresando dudas respecto a qué hacer en función de su actividad y que horario mantener. 

Las autoridades municipales han informado vía redes sociales. No habló ni el Intendente, ni la Secretaría de Salud, ni el Secretario de Gobierno. Solo flyers. 

Por estas horas se reavivó un nuevo conflicto en el Hospital San José entre el personal médico y la Dirección, por el despido de un médico. El hospital es el centro de salud más importante de la zona. 

Me llegan consultas de vecinos respecto a la funcionalidad de turnos del hospital del día lunes.  

El dato procesado genera información. La información da certeza y disminuye la zozobra que tiene el vecino por no saber qué va a pasar. 

Estos dos casos actuales indican que siempre el perjudicado es el vecino en función de los intereses corporativos según el caso analizado. 


por Pedro Rossi | Director de PUNTOS DE VISTA | pedrorossi@live.com.ar

Comments are closed.