El viernes 20 de noviembre visitó Pergamino Daniel Arroyo, ministro de Desarrollo Social de la Nación. Los políticos locales, de caravana. Pasó casi desapercibido.

Seguramente peco de romanticismo. Considero la política como el único camino para mejorar la vida de la gente. La acción política debe estar orientada y enfocada de manera directa a la resolución de las necesidades de los vecinos. Se supone que los políticos deberían tener el mismo objetivo. 

El pomposo y empalagoso discurso de los dirigentes en funciones —y potenciados en campaña electoral— debe estar alineado con los hechos, ya que cualquier otra variante se transforma en cáscara vacía, en eslogan. 

Lamento desilusionarlos. Para no generalizar, les diré que a la gran mayoría de nuestros dirigentes no les importa la calidad de vida de los vecinos, ni su cotidianeidad, ni su día a día. Solo les importa su propio posicionamiento y su bolsillo. 

En estos días, los casos de Valentina (problemas burocrático en IOMA) y de Paola (prescripción en el Hospital San José de un remedio costosísimo que no está en el vademécum de la provincia) me ha llevado toda la atención en la tarea de comunicador. Les nombro dos casos que han llegado a la mesa de Radio Criterio (FM 88.1), pero sin dudarlo debe haber muchos más. 

El gran problema está en que, para los problemas de salud, día que pasa es día que se pierde en cuanto a recuperación, tratamiento, suministro de medicamentos y esperanza de vida. 

La visita del Ministro 

Argentina tiene veintiún ministerios. El Ministerio de Desarrollo Social debe ser uno de los más importantes en cuanto a su función, porque sus acciones impactan casi de manera directa en la calidad de vida de los vecinos. Y, además, por su inmenso presupuesto. 

El día viernes visitó la ciudad Daniel Arroyo, ministro de Desarrollo Social de la Nación. Fue invitado por agrupaciones Libres del Sur y Barrios de Pie. 

Nadie fue a saludarlo. Ni siquiera por las dudas o por especulación, al menos. 

La ausencia del intendente y del secretario de Desarrolo e Innovación Social municipal se puede intentar justificar con el argumento de que pertenecen a la oposición, si es que sirve dicho razonamiento. 

¿Y el resto?

  • Los concejales del Frente de Todos, ¿tenían algo mejor que hacer en ese rato de la mañana del viernes? 
  • El resto de los dirigentes políticos del Frente de Todos, Frente Renovador u otro integrante de la alianza electoral, en caso que existan, ¿dónde estaban? 

Como a los jóvenes, a algunos les pareció mejor irse de caravana a San Pedro. A la caravana por el Día de la Soberanía, tal el caso del diputado Lisandro Bormioli y su selfie con el presidente Alberto Fernández. 

La frutilla del postre se la lleva el titular del CDR (Centro de referencia) de Pergamino del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Oscar “Palito” Morales. El día que pisó suelo pergaminense el titular del Ministerio del cual forma parte y cobra un jugoso sueldo, también se fue a la caravana soberana. 

Los que están en política y en funciones creen que la solución de los problemas de los vecinos está en las caravanas. ¿Qué puede salir mal? 

Sobrarán excusas por el faltazo. Celos de unos, no mandar las respectivas invitaciones de otros, malísima convocatoria a último momento a los medios de prensa. Un combo de mezquindades. 

Estamos inmersos en una crisis de tal magnitud que ya no bastará con sacarse una fotito con los deditos en ve o con una camisita celeste para solucionar los problemas urgentes y concretos de los vecinos. 

Estimado dirigente: “Si no lo hacés por convicción, ¡hacelo por interés!” 

Mientras tanto, Valentina, Paola y muchas más están esperando soluciones urgentes de un Estado que gasta mucho y mal. 


por Pedro Rossi | Director de Puntos de Vista | pedrorossi@live.com.ar

Leave A Reply